ECUADOR

Llamado de atención a fundador de Wikileaks

El Gobierno ecuatoriano nuevamente llamó la atención al fundador de Wikileaks, Julian Assange, para que no intervenga en asuntos internos de terceros países, en este caso de España, aunque le ratificó ayer miércoles que seguirá gozando del asilo diplomático en la embajada de este país en Londres.

La reacción se produjo casi dos semanas después de que el Gobierno español le expresara su inconformidad por los contactos que estableció con líderes secesionistas de Cataluña desde la embajada donde se encuentra asilado desde mediados de 2012. Además, mantuvo una notable actividad en internet por la secesión.

En un comunicado, Ecuador reiteró a Assange “su obligación de no realizar declaraciones o actividades que pudieran afectar las relaciones internacionales del Ecuador, las mismas que deben ser preservadas, como sucede con España, país al que le unen invariables lazos históricos y culturales, así como vínculos basados en el respeto mutuo, la amistad entre sus pueblos y la cooperación bilateral”. El documento añadía que las expresiones de Assange no representan la posición de Ecuador ante la situación española.

Edición Impresa