James Mattis: ‘Las muertes civiles son inevitables’

James Mattis: ‘Las muertes civiles son inevitables’
James Mattis

Las víctimas civiles son inevitables en la guerra contra el grupo Estado Islámico en Irak y Siria, pero Estados Unidos hace “todo lo humanamente posible” para evitarlas, declaró ayer el secretario de Defensa, James Mattis.

Una coalición internacional, encabezada por Estados Unidos, realiza desde 2014 operaciones aéreas en Irak y Siria contra el Estado Islámico (EI) que, según algunas oenegés, provocan cada vez más víctimas civiles.

Esas víctimas “son un hecho de la vida en este tipo de situación”, declaró Mattis en la cadena CBS. Pero Estados Unidos “hace todo lo que es humanamente posible, compatible con las necesidades militares” para evitarlas, indicó.

Según algunas oenegés, el aumento de víctimas civiles se debe a la voluntad del gobierno de Donald Trump de acelerar el combate contra los yihadistas y de “destruirlos”, pero el Departamento de Defensa lo niega. “Nuestra voluntad de proteger a los inocentes no se ha debilitado”, destacó Mattis.

La coalición reconoce oficialmente haber matado a más de 450 civiles en sus ataques desde el inicio de la campaña de bombardeos en 2014, incluyendo a los 105 muertos de Mosul, el 17 de marzo.

Airwars, un colectivo de periodistas con sede en Londres, que recopila datos públicamente disponibles, estima, por su parte, que el número de víctimas es de, al menos, 3 mil 681.

El pasado viernes, un bombardeo de la coalición causó decenas de muertos, incluidos 33 niños, entre las familias de combatientes del grupo yihadista Estado Islámico en una ciudad del este de Siria. La coalición intensificó sus bombardeos en Irak y Siria después de que el EI reivindicara el atentado de Mánchester.

Según la oenegé Observatorio Sirio de Derechos Humanos, más de un centenar de familiares de yihadistas del Estado Islámico murieron entre el jueves y el viernes en bombardeos de la coalición en Mayadin.

Edición Impresa