PINCHAZOS

Mejía sustenta cuatro delitos contra Ricardo Martinelli

Mejía sustenta cuatro delitos contra Ricardo Martinelli
Mejía sustenta cuatro delitos contra Ricardo Martinelli

El hoy acusadoRicardo Alberto Martinelli Berrocalvioló el artículo 167 del Código Penal a través de su participación y responsabilidad por la interceptación de comunicaciones privadas y por el uso de dispositivos tecnológicos para escuchar, grabar, transmitir comunicaciones privadas sin autorización judicial”.

+info

Jerónimo Mejía validó los cuatro delitos señalados por Harry DíazMejía dicta llamamiento a juicio a Ricardo Martinelli por pinchazosJerónimo Mejía rechaza diversas pruebas solicitadas por Ricardo Martinelli

Así lo concluyó el magistrado Jerónimo Mejía –en funciones de juez de garantías– durante la audiencia del pasado 26 de noviembre, en la que dictó el auto de apertura de juicio a Martinelli, como parte del proceso que se le sigue en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) por los pinchazos.

Mejía validó la acusación que el magistrado fiscal –Harry Díaz– formuló a Martinell, en la que explicó la forma en que el expresidente habría incurrido en la comisión de los cuatro delitos: inviolabilidad del secreto (interceptación de comunicaciones sin autorización judicial); violación al derecho a la intimidad (seguimiento y persecución ilegal); peculado por malversación y peculado de uso.

En el auto de apertura a juicio, Mejía leyó los hechos presentados por la fiscalía y enumeró las pruebas admitidas a esta, al acusador autónomo –Rosendo Rivera– y a la defensa.

Fiscal pide 21 años de cárcel para exmandatario

Cuatro años de prisión por violación al artículo 167 del ‘Código Penal’ (interceptación de comunicaciones sin autorización judicial); 4 años por infringir el artículo 168 del mismo código (seguimiento y vigilancia sin autorización); 10 años por violar el artículo 338 (peculado por malversación) y 3 años por infringir el artículo 341 (peculado de uso).



Interceptación

Según precisó Mejía, en la acusación se atribuye a Martinelli la violación del artículo 167 del Código Penal, como presunto responsable de la interceptación de comunicaciones sin autorización judicial, usando dispositivos tecnológicos para grabar conversaciones de personas que eran señaladas como objetivos o blancos.

Detalló que las demás personas involucradas en este proceso –Ronny Rodríguez y William Pittí, ambos prófugos– “obedecían órdenes y recibían instrucciones de Martinelli”, e inclusive le suministraban información secreta que no era compartida con el resto del personal del Consejo de Seguridad Nacional (CSN).

Ricardo Martinelli era responsable por todas las actividades del CSN y se encontraba al tanto de las conversaciones interceptadas”, leyó el juez de garantías, citando la acusación fiscal.

Seguimiento y vigilancia

Mejía también destacó que, según la acusación, Martinelli “mantuvo vigilancia sobre múltiples personas para fines ilícitos, logrando obtener de sus computadoras su ubicación, correos, agendas personales y fotografías”.

Explicó que esa vigilancia la efectuó personal del CSN, que respondía directamente a Martinelli, y que a través de dispositivos tecnológicos realizaban el cometido.

Mejía indicó que el artículo 168 del Código Penal señala como autor de la infracción al que patrocina la vigilancia, así como al que da la orden para que se ejecute.

Peculado por malversación

El juez detalló que a Martinelli se le atribuye la presunta comisión del delito de peculado por malversación, tipificado en el artículo 338 del Código Penal, porque “fueron utilizados equipos de computadores, servidores y aparatos para interceptar comunicaciones”.

Confirmó que el 14 de mayo de 2014 –10 días después de las elecciones generales– el equipo espía fue removido del edificio 150, en Quarry Heights, sede del CSN.

Dijo que el servidor utilizado “nunca fue localizado y la computadora asignada a Ronny Rodríguez fue devuelta sin el disco duro”.

Apuntó que Rodríguez “tomó el rack de metal donde estaba colocado el servidor y lo dejó en las oficinas corporativas del Súper 99 [Monte Oscuro], vinculadas a Ricardo Martinelli”.

Luego, recordó que el 16 de mayo de 2014 el sistema Pegasus fue usado en el edificio Oceanía Business, torre 300, piso 6, San Francisco.

Explicó que con estos hechos quedó acreditada la sustracción de los equipos, valorados en $13.4 millones (el comprado a MLM Protection) y en $8 millones (el Pegasus).

Peculado de uso

Asimismo, Mejía explicó que Martinelli es acusado de la presunta comisión del delito de peculado de uso –tipificado en el artículo 341 del Código Penal-, “... toda vez que él, a través de los funcionarios públicos que designó y su persona, usaron bienes que tenían a su cargo, recursos públicos como las instalaciones del CSN, y equipos comprados con fondos públicos, para fines distintos al servicio público, es decir, para realizar las interceptaciones y vigilancias”.

Agregó que el expresidente también dispuso utilizar servidores públicos para realizar estas “tareas ilegales” para su propio beneficio.

No hay acuerdos

El juez de garantías expresó que no hay constancia de acuerdos entre las partes en el proceso, aunque sí solicitudes de indemnizaciones efectuadas por parte de un grupo de querellantes.

Dijo que esas acciones restauratorias (indemnizaciones) fueron presentadas por el acusador autónomo, Rosendo Rivera, y los querellantes Balbina Herrera, Juan Carlos Navarro, Rubén Polanco y Mitchell Doens.

Mejía dijo que en caso de que haya una sentencia condenatoria contra Martinelli, se deberán iniciar las prácticas de pruebas para el inicio de las demandas resarcitorias del acusador autónomo y de los querellantes.

Pleno tratará amparo

Fuentes de la Corte confirmaron a este diario que el pleno efectuará mañana una sesión extraordinaria, con el objeto de discutir el proyecto de fallo del magistrado Oydén Ortega Durán, que resuelve un amparo de garantías presentado por la defensa del exgobernante y que declina la competencia de ese tribunal en el proceso.

Según las fuentes, Ortega remitió ayer al pleno de la Corte una adenda al orden del día, para que incluya la discusión del amparo de garantías.

Las fuentes explicaron que los miembros del pleno pueden pedir la alteración del orden del día e iniciar la discusión del proyecto de fallo.

Defensa riposta

Carlos Carrillo, de la defensa de Martinelli, dijo que Mejía intenta presionar a sus colegas del pleno con sus alegatos, para que no voten a favor del proyecto de amparo que declina la competencia de la CSJ en el proceso.

Anunció que presentarán nuevos amparos ante el pleno, a fin de que se reconsidere la negación de varias pruebas a la defensa.

Edición Impresa