CRISIS MIGRATORIA

Migrantes empiezan a llegar a Ciudad de México

Migrantes empiezan a llegar a Ciudad de México
Migrantes empiezan a llegar a Ciudad de México

Un grupo adelantado de la primera caravana de migrantes centroamericanos que recorre México para llegar a Estados Unidos está ya en Ciudad de México, mientras que el resto del contingente avanzaba por Veracruz y Puebla, en el este del país.

Varios cientos de migrantes lograron subirse a camiones o vehículos y llegaron de manera anticipada a la capital. Unos 350, según medios locales, se instalaron en un albergue preparado para recibirlos en el estadio Jesús Palillo Martínez de la Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca.

Mientras, el grueso del grupo, entre ellos mujeres y niños, avanzaba hoy desde Isla a la ciudad de Córdoba, que está todavía a unos 290 kilómetros de Ciudad de México, en el estado de Veracruz.

Otros más de mil ya están en Puebla, unos 125 kilómetros al sudeste de la capital, esperando al resto o en una escala para seguir hacia Ciudad de México.

Los migrantes de esta primera caravana de las tres que ingresaron a México en los últimos días avanzan a ritmos dispares. La intención de los coordinadores es reunir al mayor número posible en Puebla para entrar juntos a la capital.

Salida de Honduras

La caravana empezó su recorrido con unas miles de personas hace tres semanas en San Pedro Sula, Honduras, y fue sumando gente en el camino.

Ahora tiene unos 5 mil integrantes, hondureños, salvadoreños, guatemaltecos y nicaragüenses, entre ellos mujeres y niños, que podrían llegar a la capital a partir de mañana, día de las elecciones de medio mandato en Estados Unidos.

“Es importante reagruparnos, no podemos entrar a Ciudad de México todos desorganizados. Esto se va a volver nada”.


Gina Garibo
Miembro de Pueblo sin Fronteras.

‘Invasión’

Durante la campaña electoral, el presidente estadounidense, Donald Trump, dijo que se aproximaba una “invasión” de inmigrantes. Trump utilizó el tema para agitar el debate y ordenó la militarización de la frontera.

No obstante, las caravanas están todavía lejos de Estados Unidos y pretenden reunirse en ciudad de México con autoridades y organizaciones civiles. Después decidirán los siguientes pasos. Algunos podrían terminar su viaje en la capital mexicana.

Desde ciudad de México hasta la frontera estadounidense son unos mil kilómetros por carretera hasta Reynosa, en Tamaulipas, si deciden ir hacia Texas, una ruta peligrosa por la presencia de grupos delictivos que secuestran y extorsionan a migrantes.

Hasta ahora han estado avanzado a un ritmo de 40 a 70 kilómetros por día, algunos montados en vehículos, aunque el tramo de hoy es uno de los más largos: 200 kilómetros entre Isla y Córdoba.

Gina Garibo, que acompaña la caravana como parte de la asociación civil Pueblo sin Fronteras, pidió en Isla a los migrantes no dispersarse para evitar que perdiera fuerza. “Antes de entrar a Ciudad de México es importante reagruparnos, reforzarnos, y eso se puede hacer en Puebla”, dijo. “No podemos entrar a Ciudad de México todos desorganizados. Esto se va a volver nada”.

Las otras dos caravanas están todavía en el estado de Chiapas, en el sur de México. En conjunto, los tres grupos están integrados por unas 9 mil personas, la mayoría hondureños, salvadoreños y guatemaltecos, que dicen huir de la pobreza y la inseguridad en sus países.

“Yo voy con la mentalidad de llegar hasta allá”, dijo con respecto a Estados Unidos la salvadoreña Estefanía Fuentes, que estaba con su esposo y dos de sus hijas en Tapachula, tomando un descanso.

Fuentes, que dejó una bebé de dos meses al cuidado de su suegra, dijo que para ellos la preocupación principal son sus hijos debido a la falta de oportunidades que hay en su país. “Nosotros lo que queremos es un futuro mejor para ellos”, afirmó.

Edición Impresa