CONTROVERSIA

El Museo de la Libertad y el agrio debate por la diversidad

El Museo de la Libertad y el agrio debate por la diversidad
El Museo de la Libertad y el agrio debate por la diversidad

Un letrero inclusivo y la foto de una familia homoparental revivieron el debate sobre el reconocimiento de los derechos humanos en el país.

La controversia surgió a raíz de que el recién inaugurado Museo de la Libertad y los Derechos Humanos retirara un letrero inclusivo de la puerta de un baño, y la foto de una familia homoparental que formaba parte de una de las exhibiciones.

La decisión del museo ocurrió después de críticas de grupos que defienden  la familia tradicional y que se oponen al reconocimiento de los derechos de la comunidad gay.

Ciudadanos y organizaciones no gubernamentales que defienden la igualdad y la diversidad cuestionan el hecho. En las redes sociales, por estos días, se han generado agrios debates.

Los horarios para visitas

La primera exposición del museo se llama ‘Derechos humanos, tuyos, míos, universales’. Su propósito es que los ciudadanos comprendan los derechos que tienen. Hasta mañana, 22 de junio, la entrada es gratuita. De lunes a viernes, el horario va de 9:30 a.m. a 4:30 p.m. Los sábados cierra a las 5:30 p.m. y los domingos tiene el mismo horario de los lunes.



El museo salió al paso. En  un comunicado explicó que es inclusivo, que reconoce los derechos humanos de todas las personas independientemente de su credo, posición política, condición social, raza, o género. “La sociedad panameña tiene que seguir profundizando sobre estos temas. Si este proceso ha contribuido a visibilizar la importancia del respeto a la diversidad y la inclusión, entonces hemos logrado parte de nuestro objetivo de sembrar y catalizar la reflexión sobre los derechos humanos de todas las personas”, argumentó.

La explicación no terminó de convencer. Ayer, la Fundación Iguales, que promueve los derechos de la comunidad Lgbtiq+, se pronunció al respecto en otra nota de prensa. “El eliminar los signos de baños inclusivos y la foto de una familia homoparental, como ejemplo de la diversidad de las familias, es un percance en la construcción del ente promotor de los derechos humanos de todos, especialmente para la comunidad Lgbtiq+ y sus familias”, se asegura en uno de los párrafos del comunicado.

Habla un directivo

¿Qué dicen en la directiva más allá de la nota de prensa? Pedro Fábrega, vicepresidente, a título personal, aseguró que “la medida es temporal”.

Adelantó que contratarán a expertos para que desarrollen un “paseo pedagógico” que explique el contenido de los 30 derechos humanos.

“Ahí está expuesto el contenido de los 30 derechos humanos. Ahora lo que falta es podérselos explicar a  jóvenes de 10, 11, 12, 13 o 14 años”, añadió.

Expresó  también que el lugar se abrió “muy rápido” para que pudiera ser inaugurado por Michelle Bachelet [alta comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas], por lo que le faltan expertos en pedagogía.  “Cuando vimos el museo armado –pero no podíamos hacer cambios ese día–, nos dimos cuenta de que había ciertas exposiciones que no era el momento para tenerlas hasta que tuviéramos una asesoría pedagógica”, narró.

“No era el momento para llevar a jóvenes y que vieran situaciones que no podíamos explicárselas y que tal vez no se los habían explicado correctamente”, añadió.

Contexto

El museo se inauguró el pasado 21 de mayo e implica tres fases. El costo del primer edificio es de $8 millones, de los cuales, $6 millones fueron aportados por el Estado. El costo adicional se financió con donaciones privadas.

El primer edificio se llama Igualdad y los otros dos se llamarán Memoria y Tolerancia. “Derechos humanos tuyos y míos”, se llama la primera exposición.

Edición Impresa