CONSEJO DE SEGURIDAD SE REÚNE POR LANZAMIENTO DE MISILES DE COREA DEL NORTE

ONU estudia más sanciones

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se reunió ayer, a puertas cerradas, para discutir eventuales nuevas medidas contra Corea del Norte, después de que ese país realizara un nuevo ensayo de misiles, que tiene prohibido.

China, principal aliado del régimen de Pyongyang, propuso en la reunión un compromiso para evitar “una colisión” entre las dos Coreas, y sugirió que el Norte suspendiera su programa nuclear a cambio de que cesen las maniobras militares emprendidas por Estados Unidos en el sur.

Interrogados sobre esa propuesta, Francia, Japón y el Reino Unido destacaron que la iniciativa correspondía a Corea del Norte.

“Lanzaron cuatro misiles”, recordó el embajador de Japón ante la ONU, Koro Bessho, antes de la reunión.

“No vamos a hacer nada para provocarlos y en consecuencia estamos en una posición de fuerza para decirles que eso es totalmente inaceptable”, agregó.

Corea del Norte lanzó al menos cuatro misiles balísticos de mediano alcance en dirección a Japón, según reconoció, con la vista puesta en bases estadounidenses instaladas en el archipiélago. El Consejo de Seguridad condenó firmemente el pasado martes en la noche los últimos disparos de misiles norcoreanos.

El embajador de China, Liu Jieyi, insistió en la necesidad de “reducir las tensiones”. Pekín está preocupado por el despliegue esta semana de un escudo antimisiles por parte de Estados Unidos en Corea del Sur.

Washington también expresó ayer su escepticismo sobre los llamados a conversaciones con Corea del Norte, afirmando que su líder, Kim Jong-un actúa en forma irracional y probablemente no responda a las negociaciones diplomáticas.

“No se trata de una persona racional”, dijo la embajadora estadounidense Nikki Haley a los periodistas.

El Consejo ha endurecido sus sanciones tras cada una de las cinco pruebas nucleares de Pyongyang.

Edición Impresa