Pacientes trasplantados exigen medicamentos

Pacientes trasplantados exigen medicamentos
Pacientes cerraron ayer la vía Transístmica para exigir que se corrija la falta de medicinas.


Miembros del Movimiento de Pacientes Crónicos y Trasplantados lanzaron ayer un ultimátum al Gobierno Nacional, para que corrija la falta de medicamentos en la Caja de Seguro Social (CSS), al tiempo que cerraban las dos vías de la avenida Simón Bolívar (Transístmica) frente al Complejo Hospitalario Arnulfo Arias Madrid.

El vocero de este movimiento, Marcos Moreno, denunció que desde hace 15 días no hay medicinas para pacientes trasplantados en la farmacia del Complejo.

Aseguró que no hay inmunosupresores como micofenolato, sirolimus y tacrolimus, que evitan que el cuerpo rechace el órgano trasplantado.

Los pacientes comenzaron a concentrarse en las escalinatas del edifico viejo del Complejo aproximadamente a las 2:30 p.m., debido a que, según expresaron, están cansados de las excusas de las autoridades sobre el desabastecimiento, y no dan una solución.

En esta concentración, pacientes con hasta 18 años de vivir con un trasplante llamaron a la unión de todos los enfermos, y plantearon la necesidad de cerrar vías en todo el país en el caso de que no reciban una respuesta favorable de las autoridades.

Entre esos pacientes estaba Marcos Mosquera, quien recordó que en la década de 1990 realizaron un movimiento que evitó el reemplazo del medicamento que utilizaban por uno que había provocado muertes en otros países de Centroamérica.

“Llegó la hora de despertar, ¡de decir basta!, ¡ya! ¡Hasta aquí!, ¡vamos a pelear y vamos a luchar!”, gritó Mosquera, al tiempo que con el resto del grupo se dirigía a cerrar una de las avenidas más transitadas de Panamá, sobre todo en las horas pico.

Mientras tanto, el vocero Moreno advirtió de que el cierre de la avenida Simón Bolívar es una de las medidas que adoptarán hasta lograr que el suministro de medicinas sea de calidad y constante.

AFECTADOS

La falta de medicinas causa frustración a los pacientes. Por ejemplo, Migdalia Vera, oriunda del distrito de Capira, provincia de Panamá Oeste, contó cómo ha cambiado su vida y la de su hijo desde el pasado mes de abril.

Su hijo fue diagnosticado con amiloidosis sistémica, “un trastorno en el cual se acumulan proteínas anormales en tejidos y órganos. Las aglomeraciones de las proteínas anormales se denominan depósitos amiloides”.

En solo seis meses, la enfermedad le ha afectado los riñones y los intestinos. Además, avanza hacia el corazón, y si no recibe el tratamiento para bajar la intensidad, amenaza con afectarle el cerebro y la vista, explicó Vera.

Para reducir el avance de esta patología, necesita una medicina que se llama dexametasona (un potente glucocorticoide sintético con acciones que se asemejan a las de las hormonas esteroides), que no se consigue en la farmacia de la CSS y el costo de dos dosis en ampollas en el sector privado es de 3 mil 182 dólares.

Vera señaló que con la ayuda de familiares, actividades que realizaron y pidiendo prestado lograron comprar seis ampollas, es decir, que hasta el momento han invertido unos 6 mil 400 dólares, pero desconocen qué tiempo de tratamiento requiere el paciente.

REUNIÓN

Mientras los pacientes protestaban en la avenida Simón Bolívar, en la sede del Ministerio de Salud una representación de la Federación de Pacientes con Enfermedades Críticas, Crónicas y Degenerativas sostenía una reunión con el ministro de Salud Miguel Mayo, en busca de una solución al problema.

Alexander Pineda, presidente de la Asociación Nacional de Pacientes con Insuficiencia Renal y Familiares, contó que en la reunión se propuso un decreto transitorio que permita la compra de medicinas.

Añadió que están en espera de una pronta solución, ya que llevan días enfrentando problemas por la falta de medicamentos.

En tanto, la Comisión de Alto Nivel para mejorar el sistema público de saluddará a conocer hoy una propuesta de lineamientos y estrategias, elaborada y entregada a las autoridades de salud y del Ejecutivo para resolver la escasez.