CONFLICTO

Palestina pide que la ONU rechace a Trump

Palestina pide que la ONU rechace a Trump
El presidente palestino Mahmoud Abas aseguró que su homólogo estadounidense entregó a Jerusalén como si fuese u

Diplomáticos palestinos presionan para que el Consejo de Seguridad de la ONU vote un proyecto de resolución que rechace la decisión del presidente Donald Trump que reconoce a Jerusalén como capital de Israel, aunque la medida enfrentaría un eventual veto estadounidense, indicaron fuentes diplomáticas ayer.

El embajador palestino, Riyad Mansour, que tiene estatus de observador en la ONU, dijo que el texto exhortaría a Estados Unidos a anular su decisión sobre Jerusalén, mientras otros diplomáticos sugirieron que los términos podrían no ser lo suficientemente contundentes.

Según fuentes diplomáticas, estaba previsto que Egipto circulara un proyecto de resolución entre los miembros del Consejo a comienzos de esta semana.

Estados Unidos se encontró aislado en el Consejo de Seguridad la semana pasada, cuando los otros 14 miembros, incluyendo Reino Unido, Francia e Italia condenaron la decisión, que rompe con el consenso internacional. La ONU considera en cambio que el estatus final de Jerusalén este debe ser negociado entre las partes.

Un diplomático del Consejo indicó que se habían compartido informalmente varios borradores y que la redacción exacta del proyecto de resolución es clave para asegurar que los 14 miembros voten a favor de la medida. Los palestinos también piensan pedir a la Asamblea General que adopte una resolución que condene la decisión estadounidense.

Por su parte, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan y los líderes musulmanes reunidos en una cumbre de la Organización de la Cooperación Islámica en Estambul consideraron que la decisión de Trump alimenta “el extremismo y el terrorismo”. Erdogan abrió la cumbre pidiendo a la comunidad internacional que reconozca Jerusalén este como la “capital de Palestina”, mientras que el líder palestino Mahmoud Abas dijo que de ello dependerá“la paz y la estabilidad” en la región.

Por su parte, el presidente palestino Mahmoud Abas, afirmó que Trump “regaló” Jerusalén al “movimiento sionista (...) como si le regalara una ciudad estadounidense”.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, reaccionó desde Jerusalén asegurando que: “todas esas declaraciones no nos impresionan”. “Los palestinos harían mejor en reconocer la realidad y actuar a favor de la paz y no del extremismo”, añadió el primer ministro.

Edición Impresa