COLOMBIA

Piden investigar a policías colombianos

Piden investigar a policías colombianos
Buscaban culpar a las FARC.

La Defensoría del Pueblo de Colombia pidió ayer domingo investigar a agentes antinarcóticos de la Policía por su presunta responsabilidad en hechos que la semana pasada causaron 6 campesinos muertos y otros 20 heridos en una zona rural del departamento suroccidental de Nariño.

Los testimonios recogidos por una comisión humanitaria encabezada por el vicedefensor del Pueblo, Jorge Enrique Calero, en una zona del municipio Tumaco de Nariño, en la costa del Pacífico colombiano, “permiten inferir la presunta participación de servidores de la Policía Antinarcótico” en los hechos ocurridos el 5 de octubre, aseguró la Defensoría en un comunicado. Inicialmente, el ministro de la Defensa, Luis Carlos Villegas, atribuyó el ataque a disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC), pero los pobladores de Tumaco sostuvieron que los policías les dispararon de manera “indiscriminada” mientras protestaban por la erradicación manual de cultivos de hoja de coca en esa región.

Los testigos, citados por la Defensoría, dijeron que en el momento de los hechos “no hubo intervención de grupos armados ilegales (disidencias de las FARC)” ni tampoco se registró el lanzamiento o activación de cilindros-bomba, al contrario de lo dicho por las autoridades. En noviembre de 2016, delegados del gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las FARC llegaron a un acuerdo de paz luego de más de cuatro años de negociaciones.

El Ministerio de la Defensa ha señalado que tras la firma del acuerdo, unos 400 miembros de la guerrilla son disidentes. Los pobladores de Tumaco descartaron la participación del Ejército en los hechos violentos y resaltaron el apoyo brindado por los militares en la prestación de los primeros auxilios y en la evacuación de los heridos, agregó el escrito. La Defensoría solicitó a la Fiscalía General realizar “una investigación eficaz, oportuna y diligente, que conduzca a esclarecer los hechos”. El incidente dejó en evidencia los retos en materia de seguridad que enfrenta Colombia para erradicar las zonas de cultivo de hoja de coca en los 32 departamentos del país.

Edición Impresa