PEDIDO DE JUICIO

Presidente de Ucrania dice que Trump no lo presionó

Presidente de Ucrania dice que Trump no lo presionó
Presidente de Ucrania dice que Trump no lo presionó

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, aseguró ayer que “nadie” lo presionó, al evocar una conversación telefónica con su homólogo estadounidense Donald Trump, en medio de un escándalo político en Washington por el contenido de esa llamada, que un día antes provocó el inicio de un procedimiento de destitución en contra del mandatario estadounidense, por supuestamente presionar a Ucrania para perjudicar a su rival político Joe Biden.

“Creo que tuvimos una buena conversación telefónica, fue normal”, dijo Zelenski en una reunión con Trump en Nueva York. “Nadie me presionó”, agregó, subrayando que no quería verse “involucrado en las elecciones estadounidenses”.

Trump también se refirió al tema ayer. Expresó que la líder demócrata Nancy Pelosi, quien lanzó el proceso de destitución en su contra, pierde su tiempo con una “crisis fabricada”.

Su declaración tuvo lugar durante un encuentro con el primer ministro japonés, Shinzo Abe.

Donald Trump pidió a su par ucraniano investigar a su rival político Joe Biden, según la transcripción de una llamada telefónica entre ambos dirigentes, divulgada ayer.

Según la transcripción de la llamada del 25 de julio, Trump le pidió a Volodimir Zelenski “mirar” señalamientos de supuesta corrupción por parte uno de los hijos de Joe Biden.

“Se habla mucho del hijo de Biden, que Biden detuvo la investigación y muchas personas quieren saber sobre eso”, dijo Trump a Zelenski durante la llamada de julio pasado. “Biden se jactaba de haber detenido la investigación así que si puedes mirar eso”, añadió.

En la llamada, Trump propone además a su homólogo ucraniano trabajar en cooperación con su abogado, Rudy Giuliani, “un hombre muy respetado” y con el fiscal general de Estados Unidos, Bill Barr. Precisa que los dos abogados se pondrían en contacto con él en breve.

Tras la publicación de la transcripción, Trump aseguró que no ejerció “la más mínima presión” sobre Ucrania.

Edición Impresa