PUEBLOS ORIGINARIOS

Procurador Rigoberto González llama atención a Cancillería sobre demandas

Procurador Rigoberto González llama atención a Cancillería sobre demandas
Rigoberto González

El procurador de la Administración, Rigoberto González, anunció que advirtió a la Cancillería poner mayor cuidado en las quejas que presentan los pueblos originarios ante las diferentes instituciones, porque si no estaremos frente a nuevas demandas ante organismos internacionales.

Explicó que su inquietud surge luego de conocer que los pueblos originarios -sin precisar cuáles-, a través de sus abogados están planteando ante la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia un recurso contencioso de protección de los derechos humanos. Dijo que no se lo estaban admitiendo por razones de forma. No obstante, aseguró que eso no significa que no tengan derecho en lo que están reclamando.

Recordó que Panamá fue condenado en 2014, tras una demanda de los pueblos indígenas guna de Madungandí y emberá de Bayano y sus miembros, y como son casos similares por lo que hay que prestar atención.

“Lo que hicimos fue un llamado de atención para que la Cancillería tome participación en lo que está ocurriendo y pueda tener un acercamiento con las instituciones, porque los pueblos originarios están reclamando que no les están dando las respuestas debidas y oportunas, de manera tal que evitemos exponer al Estado panameño ante instancias internacionales cuando ya tenemos un precedente similar a lo que está ocurriendo”, argumentó.

En ese sentido, la Cancillería confirmó que la Procuraduría de la Administración les informó de posibles demandas en procesos “que desde el 2009 están en la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia, entre esos el caso de los guna yala, que ya la Comisión Interamericana de Derechos Humanos nos informó, de hecho el Estado envió su informe, pero esa petición no ha sido admitida”.

PENDIENTE

La Corte Interamericana de Derechos Humanos supervisa cinco casos de demandas contra Panamá.

Se trata del caso Baena Ricardo y otros 270 empleados públicos despedidos arbitrariamente, el caso Heliodoro Portugal, el caso Tristán Donoso. También el de Vélez Loor y el de los pueblos indígenas guna de Madungandí y emberá de Bayano.

Sobre este último caso de los pueblos de Madungandí y emberá de Bayano, donde el Estado estaba pendiente de delimitar el territorio, la Cancillería informó que ya se hizo. “Las demarcaciones de las tierras de las comunidades Ipetí y Piriatí Emberá, se realizaron mediante planos TC-805-08-02 y TC-805-08-01, respectivamente. Esta tierras han sido tituladas como tierras colectivas a favor de la comunidad indígena emberá de Alto Bayano, realizada mediante Resolución N° ADMG-012-2015 del 19 de enero de 2015, debidamente inscrita en el Registro Público de Panamá, mediante Escritura Pública No. 012 con Número de Finca 30134826”.

No obstante, el caso no se ha cerrado porque hace falta la construir los hitos y los monumentos. En ese sentido, la Cancillería anunció que convocó a una reunión para el próximo 10 de septiembre con el Instituto Geográfico Tommy Guardia para colocar los puntos.

Edición Impresa