CARTA MAGNA

Reformas permitirían a los diputados modificar el presupuesto del Estado

Reformas permitirían a los diputados modificar el presupuesto del Estado
Durante la votación, los independientes rechazaron el tercer bloque del proyecto de acto constituci

La mayoría de los diputados aprobaron ayer modificar el artículo 271 de la Constitución para darle facultades a la Asamblea Nacional de gestionar el proyecto de presupuesto general del Estado.

En medio del primer debate al tercer bloque del paquete de reformas a la Carta Magna, que tienen que ver con hacienda y régimen municipal, los diputados eliminaron la palabra “no” del párrafo que les prohibía aumentar las erogaciones previstas en el proyecto de presupuesto, sin la autorización del Consejo de Gabinete, o aumentar el cálculo de los ingresos, sin el aval de la Contraloría General de la República.

Ahora, de acuerdo con la modificación, la Asamblea tendrá vía libre tanto para aumentar las erogaciones, como el cálculo de los ingresos, solo con el concepto favorable del contralor. Es decir, sacan de la ecuación al Consejo de Gabinete.

La propuesta fue impulsada por un grupo de diputados del Partido Revolucionario Democrático, entre ellos, Benicio Robinson y Crispiano Adames. El tercer bloque será aprobado hoy en segundo debate.

El polémico cambio al artículo sobre el presupuesto estatal

Pese a que actualmente la Asamblea tiene prohibido aumentar las erogaciones previstas en el presupuesto general del Estado, un cambio introducido ayer en el artículo 271 de la Constitución, impulsado por los perredistas Benicio Robinson y Crispiano Adames, le da vía libre para hacerlo.

El artículo actual dice que “la Asamblea Nacional no podrá aumentar ninguna de las erogaciones previstas en el proyecto de presupuesto del Estado o incluir una nueva erogación, sin la aprobación del Consejo de Gabinete, ni aumentar el cálculo de los ingresos sin el concepto favorable del contralor general de la República”.

Con la modificación, quedaría así: “la Asamblea Nacional podrá aumentar las erogaciones previstas en el proyecto de presupuesto o incluir una nueva erogación, aumentar el cálculo de los ingresos con el concepto favorable del Contralor General de la República”.

Todo se gestó durante el primer debate del tercer bloque de las reformas constitucionales, que abarca los temas referentes al régimen municipal, hacienda pública, servidores públicos, entre otros.

A diferencia de los otros dos bloques, este se aprobó sin mayor ruido.

Aparte de la aplanadora del Partido Revolucionario Democrático, los cambios fueron avalados por la bancada del Movimiento Liberal Republicano Nacionalista y de las opositoras del Partido Panameñista y de Cambio Democrático. La bancada independiente se opuso a todo lo aprobado.

6% para los municipios

Otra propuesta impulsada por el perredista Leandro Ávila y otros diputados toca el artículo 233, sobre el régimen municipal, y establece que el Estado destinará “un mínimo del 6% de los ingresos corrientes del gobierno central a los municipios” para garantizar su desarrollo.

El ingreso corriente de 2018 fue de $9 mil millones. El 6% de esa suma sería de aproximadamente $540 millones.

En tanto, otro artículo que adicionaron los diputados plantea que le corresponderá al gobierno garantizar los recursos al Tribunal Constitucional, figura contemplada en los cambios para la administración de justicia.

Sobre la hacienda pública, se aprobó una reforma al artículo 263, que establece que la ley reglamentará bancos oficiales o semioficiales “como entidades autónomas supervisadas por el Estado”. En la actualidad, la Constitución señala que los bancos son entidades autónomas “vigiladas” por el Estado.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL