ACCESO A MEDICAMENTOS

Renovarán registros sanitarios

Renovarán registros sanitarios
El encuentro entre autoridades y empresarios se llevó a cabo en la sede de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá.


El Ministerio de Salud (Minsa) y el sector empresarial acordaron ayer varias medidas para solventar las deficiencias en la tramitación de los registros sanitarios de medicamentos y con ello superar la escasez de algunos fármacos en el país.

El ministro de Salud, Miguel Mayo, informó que presentará en la próxima sesión del Consejo de Gabinete una resolución por medio de la cual se autorizará la extensión de los registros sanitarios de medicinas que vencen entre el 15 de agosto de este año y el 14 de agosto de 2017, siempre y cuando no hayan variado la composición de su fórmula y sean comercializadas en el país.

El acuerdo fue alcanzado en una reunión en la que participó Mayo, el ministro de Comercio e Industrias, Augusto Arosemena; el ministro consejero del Minsa, Temístocles Díaz; el presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, Jorge García Icaza, y miembros de la industria farmacéutica.

OTRAS PROPUESTAS

Tras esta reunión, las autoridades presentes dieron una conferencia de prensa y detallaron otras acciones que se ejecutarán de forma “inmediata” para resolver la escasez de medicamentos tanto en el sector público como en el privado.

Por ejemplo, el Minsa se comprometió a estimular a los distribuidores de fármacos para que soliciten la renovación de los registros sanitarios con al menos tres meses de anticipación a su vencimiento, medida que, según Mayo, permitiría la comercialización del producto hasta que el trámite regular culmine.

También se prevé atraer a las diferentes compañías que distribuyen medicamentos a que participen en las licitaciones del Estado. El ministro de Salud reconoció que el retraso en los pagos por parte del Gobierno desmotiva mucho a las compañías.

Por su parte, Jorge García Icaza, presidente de la Cámara, subrayó que hay un compromiso por parte del sector empresarial para ayudar a mejorar los atrasos en el suministro de medicamentos en el país.

Añadió que a lo interno del organismo empresarial se ha creado una subcomisión que analizará el porqué las firmas comerciales prefieren no participar de los actos públicos que llevan a cabo las instituciones de salud.

“Con estas medidas, se espera tener mejoras significativas en un término aproximado de tres meses”, puntualizó.

Otra propuesta que se evalúa a mediano plazo y en la que trabajan las autoridades es la modificación de la Ley 1 del 10 de enero de 2001, sobre medicamentos.

LAS CRÍTICAS

El acuerdo, sin embargo, fue visto con “cautela” por varias organizaciones, que hacen énfasis en la necesidad de profundizar en el proceso de fiscalización y aplicar la medida a todos los registros sanitarios que estén vencidos y que hayan iniciado el proceso de renovación.

Nereida Quintero de Velasco, presidenta del Colegio Nacional de Farmacéuticos de Panamá, señaló que las autoridades de Salud “se tienen que detener un poco para analizar bien este tema”.

Según Quintero de Velasco, muchas veces no se puede garantizar que no van a haber cambios en las fórmulas de los medicamentos, por lo que es de “suma importancia” que el Minsa “verifique el tema”.

En tanto, Lucas Verzbolovskis, presidente de la Asociación de Representantes y Distribuidores de Productos Farmacéuticos, opinó que la aplicación de la medida solo para aquellos productos que venzan a partir del 15 de agosto de este año “no va a resolver el problema”.

Explicó que actualmente hay unos cuatro mil trámites en la Dirección de Farmacia y Drogas del Minsa que están atrasados y con los registros sanitarios vencidos, lo que dificulta que estas empresas puedan participar en actos públicos.

Verzbolovskis agregó que lo correcto es que el Minsa renueve de forma automática los registros sanitarios por un periodo mínimo de dos años; es decir, todos los productos que hayan sido presentados a tiempo y no hayan sufrido modificación en su fórmula; de lo contrario, la medida no tiene mucho sentido.

Por su parte, Roger Barés, del Comité de Protección al Paciente y Familiares, consideró que las propuestas “son positivas” y hay “confianza” en que habrá una mejoría. No obstante, lamentó que como representantes de los pacientes no hayan sido invitados a participar en la discusión.