SALUD PÚBLICA

‘Rickettsia rickettsii’ es un mal letal y reemergente en Panamá

‘Rickettsia rickettsii’ es un mal letal y reemergente en Panamá
Infografía

La Rickettsia rickettsii, una enfermedad que se transmite por las picaduras de ciertas especies de garrapatas, se ha clasificado como un mal “reemergente” en Panamá con consecuencias fatales para los seres humanos.

+info

Picadura de garrapata causa cinco muertes en Kankintú

Informes del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (Icges) y del Ministerio de Salud (Minsa) indican que en los últimos 15 años el padecimiento cobró la vida de 14 personas, entre ellas niños.

El mal resurgió en febrero pasado, cuando el Minsa reportó la muerte de cinco personas por Rickettsia rickettsii de un total de 10 que padecieron la enfermedad en la comunidad de Quebrada Negra, corregimiento de Piedra Roja, distrito de Kankintú, en la comarca Ngäbe Buglé.

Además, el estudio más reciente, denominado Pasado y presente de las Rickettsiosis en Panamá, elaborado el año pasado por el investigador Sergio Bermúdez, en colaboración con especialistas del Icges y del Hospital Materno Infantil de la provincia de Chiriquí, mostró que entre 2004 y 2017 se dio un total de 10 pacientes, de los cuales 9 personas murieron y 1 sobrevivió.

La enfermedad surgió en la década de 1950, cuando se contabilizaron cinco casos, dos de ellos fatales. Posteriormente hubo pacientes en 2004, 2007, 2008, 2013, 2014, 2017 y ahora en 2019.

Un mal poco frecuente

Informes del Minsa dan cuenta de que esta enfermedad no es frecuente en el país. Por ejemplo, los casos reportados antes de los ocurridos en la comarca Ngäbe Buglé ocurrieron en las provincias de Panamá, Panamá Oeste, Coclé y Colón, especialmente en las áreas rurales.

Bermúdez expresó que esto ocurre porque en diferentes regiones del país se pueden dar las condiciones para que aparezca la enfermedad esporádicamente.

En ese sentido, el investigador explicó que una de las especies de garrapata que actúa como vector de esta bacteria está adaptada a vivir en potreros y bosques secos en tierras bajas, lo que aumenta el potencial de riesgo si la bacteria está circulando. Esta especie se denomina Amblyomma mixtum.

La otra especie de garrapata es la Rhipicephalus sanguineus, que está comúnmente en los perros de poblados urbanos y rurales. Incluso convive dentro de las casas, sentenció Bermúdez.

Agregó que están estudiando el reciente brote en la comarca Ngäbe Buglé, pero se ha avanzado con rapidez, porque se trata de un área de difícil acceso.

Prevención

‘Rickettsia rickettsii’ es un mal letal y reemergente en Panamá
Infografía

El coordinador nacional de Vigilancia Epidemiológica Internacional del Minsa, Israel Cedeño, explicó que esta es una enfermedad que se puede prevenir manteniendo las casas, patios y comunidad limpios y libres de desechos que se puedan convertir en criaderos de vectores de enfermedades.

Otra recomendación es que los animales domésticos deben contar con todos los controles sanitarios, lo que incluye antidesparasitantes y revisiones médicas, así como el control de garrapatas y pulgas en animales y casas.

Agregó que esta enfermedad puede desplazarse a través de animales infectados y las garrapatas pueden viajar en ropa o piel de humanos que hayan estado en zonas endémicas, bolsas, sacos y envases.

El funcionario señaló que esta es una enfermedad que se presenta con síntomas muy parecidos a la gripe, por lo que es recomendable acudir al doctor y no automedicarse.

La enfermedad también está confirmada en ocho países del continente americano: Canadá, Estados Unidos, México, Costa Rica, Colombia, Brasil y Argentina ,según la Organización Mundial de la Salud.

Edición Impresa