Los Rosas pasan a ser independientes

A las 11:30 a.m. de ayer Jorge Rubén Rosas llegó a la nueva sede del Tribunal Electoral para concretar la promesa que había hecho el día anterior: renunciar al Movimiento Liberal Republicano Nacionalista (Molirena), partido que ayudó a fundar.

Fue acompañado de su esposa, Mitzila de Rosas, quien de paso también abandonó el partido. Junto a ellos estuvo su hijo, el diputado Jorge Alberto Rosas, quien ya había renunciado al colectivo político el pasado 27 de enero.

“Esta decisión la tomamos con mucho pesar los que conformamos un partido con base a principios, postulados y acción”, recalcó Rosas, exministro y exlegislador.

Advirtió que no podía continuar en el Molirena, el “cual ha sido conducido por un camino tortuoso, dirigido por Sergio González Ruiz.

“González Ruiz ha convertido el partido en un predio de tránsfugas, oportunistas de la política mercantil. En partido despreciable”, recalcó.

Por ahora, la familia Rosas se mantendrá como independiente.

González Ruiz, en un comunicado, aseguró que ni Rosas ni ninguno de sus seguidores “hicieron nada por mantener el partido... ya venía en picada, a tal punto que llegaron a tener un poco menos de 56 mil adherentes”.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL