PLANIFICACIÓN URBANA

San Miguelito, una zona propensa a derrumbes

San Miguelito, una zona propensa a derrumbes
San Miguelito, una zona propensa a derrumbes

El 68% del área total de San Miguelito –es decir 34 de los 50 kilómetros cuadrados que lo conforman– presenta una susceptibilidad de moderada a muy alta a los deslizamientos de tierra, y es el corregimiento Arnulfo Arias el más vulnerable a estos desastres.

De eso da cuenta un informe elaborado por Avril Díaz y Daniel Acosta, ambos egresados de la Facultad de Ingeniería Civil de la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP), que fue publicado en enero pasado.

Precisamente ayer, autoridades del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot) y del Municipio de San Miguelito tuvieron que atender el colapso de un talud, que trajo como consecuencia daños a una vivienda en Los Andes No.1.

Además, evacuaron a los habitantes de otra casa, ubicada a un costado de donde aconteció el incidente, porque presenta riesgo de desplome. Ambas familias tuvieron que ser reubicadas por el Miviot en un hotel, mientras concluyen los trabajos de demolición y se les presenta una solución habitacional.

El antecedente más reciente de un hecho similar, aunque de mayor afectación en este distrito, ocurrió el 10 de septiembre de 2015, cuando unas 90 familias del sector 4 de Samaria tuvieron que abandonar sus viviendas tras un derrumbe.

Los estudios

Como parte de su estudio, tanto Díaz como Acosta utilizaron un registro de 160 casos de deslizamiento reportados hasta 2018, que ocurrieron en los corregimientos Omar Torrijos, Belisario Porras, Amelia Denis de Icaza y Arnulfo Arias.

En Arnulfo Arias generalmente se reportan estos incidentes, que según los ingenieros se producen por la degradación de los ecosistemas cerca a las cuencas hídricas, así como por la ocupación y utilización desordenada del territorio.

De acuerdo con Lina Bermúdez, encargada de la Dirección de Prevención de Desastres del Sinaproc, lo que ocurre en buena parte de San Miguelito es que creció con poca planificación.

“Allí deben tratar de evitar construir en áreas cercanas a taludes, y quienes construyen deben ser personas idóneas. Aquí hay problemas de conducción de las aguas pluviales, lo que desestabiliza las laderas, y cuando comienzan las lluvias acontecen estos hechos”, detalló.

La funcionaria del Sinaproc dijo que una vez concluya la demolición de la vivienda en Los Andes No.1, evaluarán cuál será el futuro de esa propiedad.

Además del informe de los egresados de la UTP, el Municipio de San Miguelito advierte de estos problemas en el plan estratégico distrital 2018-2022, una especie de propuesta para ordenar el crecimiento de la comuna.

Específicamente en el caso de los deslizamientos, menciona que están asociados a laderas fuertemente inclinadas, la ausencia de cobertura vegetal, largos periodos de precipitación pluvial, suelos susceptibles a la deforestación y al uso imprudente de los suelos.

Detallan, por ejemplo, que estos desastres se observan en comunidades de los corregimientos donde ocurrieron ocupaciones espontáneas de las tierras o asentamientos ilegales, principalmente Amelia Denis de Icaza y Belisario Porras.

San Miguelito, una zona propensa a derrumbes
San Miguelito, una zona propensa a derrumbes

Viviendas deficientes

El plan distrital también menciona que este crecimiento desordenado es un obstáculo para la provisión correcta de servicios básicos de agua y alcantarillado, así como de transporte.

Datos de la Contraloría General de la República indican que en este distrito hay 83 mil 202 viviendas particulares, en las cuales habitan 313 mil 603 personas, con un promedio general de 3.8 habitantes por casa.

No obstante, en ese universo de casas existen familias que viven en cuartos de alquiler, en locales no aptos para habitar y en viviendas improvisadas. Aún existen casas de madera o cinc, con piso de tierra, y hay 43 mil 322 casas con letrinas, de las cuales más de 2 mil tienen “deficiencias de construcción” y más de mil no tienen ni letrinas.

Ricardo Sánchez, ingeniero municipal de San Miguelito, coincidió con las evaluaciones llevadas a cabo por los ingenieros de la UTP y agregó que, generalmente, estas viviendas se levantan sin permisos de construcción.

Sánchez expresó que el sector 4 de Samaria se mantiene deshabitado tras el desastre de 2015. “San Miguelito es un área quebrada y tiene varias zonas de riesgo”, concluyó el funcionario.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL