ENCUENTRO GLOBAL

Tensiones comerciales y ambientales marcan inicio de reunión del G7

Tensiones comerciales y ambientales marcan inicio de reunión del G7
Tensiones comerciales y ambientales marcan inicio de reunión del G7

Los incendios en el Amazonas y el recrudecimiento de las tensiones comerciales centraban ayer, sábado, los debates en el inicio del G7 en el sur de Francia, una cumbre bajo un clima de tensión y divisiones internas.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, anfitrión del encuentro en el exclusivo balneario de Biarritz, llamó a una “movilización de todas las potencias”.

Macron ha amenazado con bloquear el acuerdo de libre comercio alcanzado en junio entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur por las “mentiras” del mandatario brasileño Jair Bolsonaro en materia de compromisos ambientales.

Aunque el gobierno alemán temperó el ímpetu de Macron, afirmando que oponerse al pacto comercial “no es la respuesta apropiada”, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, consideró “difícil de imaginar” un acuerdo con el Mercosur -bloque al que pertenece Brasil- mientras la Amazonía arde.

Tensiones comerciales y ambientales marcan inicio de reunión del G7
Tensiones comerciales y ambientales marcan inicio de reunión del G7

España también ha dicho que no comparte la postura de bloquear el acuerdo de la Unión Europea con el Mercorsur.

La cumbre, en la que participan los líderes de Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Alemania, Italia, Canadá y Japón, estaba también dominada por un recrudecimiento de las tensiones comerciales, que amenazan con una recesión mundial.

“Las tensiones comerciales son malas para todos”, advirtió Macron, en un mensaje dirigido a su par estadounidense, Donald Trump, quien el viernes reiteró sus críticas a la decisión de Francia de aplicar un impuesto a las grandes empresas tecnológicas, como Google o Facebook, y amenazó con imponer en represalia nuevos gravámenes a los vinos franceses.

“No me gusta lo que ha hecho Francia”, dijo el republicano. “Es muy injusto... Si lo hacen, impondremos aranceles a sus vinos... Aranceles como nunca han visto”, señaló un combativo Trump, en campaña para su reelección, a lo que la UE aseguró que “respondería en el mismo nivel”.

Sin embargo, ayer, tras un almuerzo privado con Trump, Macron anunció que ambos encontraron “puntos de convergencia” en algunos temas, incluyendo comercio, el programa nuclear iraní y los incendios en la Amazonía.

La víspera, en otro frente de las tensiones comerciales que sacuden al mundo, el inquilino de la Casa Blanca respondió a nuevos aranceles anunciados por China a productos estadounidenses, con más gravámenes a bienes chinos.

En tanto, miles de opositores al G7 se manifestaron de forma pacífica entre Hendaya y la localidad fronteriza española de Irún, a unos 30 kilómetros de Biarritz, donde empezó la cumbre de siete mandatarios occidentales que se extenderá hasta el próximo lunes.

Edición Impresa