ACERCAMIENTO

Donald Trump, criticado tras histórica visita a Corea del Norte

Donald Trump, criticado tras histórica visita a Corea del Norte
Donald Trump, criticado tras histórica visita a Corea del Norte

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está de regreso en Washington tras una histórica visita a suelo norcoreano, pero sus opositores miran con escepticismo su acercamiento a Pionyang, acusándolo de normalizar el hecho de que posea armas nucleares.

En lo que muchos ven como diplomacia para la televisión -que entusiasma a Trump, expresentador de un reality show-, el mandatario se encontró el domingo con el líder norcoreano Kim Jong Un en la Zona Desmilitarizada, la famosa DMZ que divide desde 1953 la península de Corea.

Trump, el primer presidente en funciones de Estados Unidos en ingresar a Corea del Norte, dijo que era un “honor” cruzar la línea divisoria, mientras los medios estatales de Pionyang calificaron la jornada como “asombrosa”.

“[El presidente] debería tomar en serio la amenaza nuclear de Corea del Norte y sus crímenes contra la humanidad... Nuestra seguridad está en juego”.


Kamala Harris
Senadora demócrata.

El mandatario señaló que él y Kim acordaron iniciar conversaciones de trabajo sobre un acuerdo de desnuclearización, luego de que la segunda cumbre entre los dos líderes, realizada en Hanói a fines de febrero, terminara sin un acuerdo.

Al regresar a Washington, el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, dijo a periodistas que las conversaciones comenzarán “probablemente a mediados de mes”.

Funcionarios estadounidenses han señalado que quieren bases más firmes antes de otra cumbre, aunque reconocen que sus pares norcoreanos de nivel medio tienen poco espacio para negociar sobre el preciado programa nuclear de Kim.

Un informe del diario The New York Times, de fuente anónima, dijo que el gobierno de Trump estaba considerando un acuerdo que congelaría pero no desmantelaría el programa nuclear de Corea del Norte, aceptándolo como un Estado nuclear y reconociendo que no avanzará más.

Un acuerdo así estaría en contradicción con la “desnuclearización final y completamente verificada de Corea del Norte” que propugna Pompeo, y supondría mucho menos que el acuerdo nuclear que el expresidente Barack Obama alcanzó con Irán, del cual Trump se retiró llamándolo “terrible”.

John Bolton, asesor de seguridad nacional de Trump, negó el reporte del Times y dijo que ni él ni su equipo habían oído hablar nunca de la idea de conformarse con una “congelación” del programa nuclear. “Este fue un intento reprensible de alguien de encasillar al presidente. Debería haber consecuencias”, señaló en Twitter. Pero los opositores de Trump dijeron que el presidente estaba gastando un precioso capital diplomático con el mero hecho de reunirse con Kim en sus propios términos y además invitarlo a la Casa Blanca.

Grupos defensores de derechos humanos aseguran que el régimen de Corea del Norte tiene a decenas de miles de presos políticos detenidos en campos de trabajo.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL