ESTADOS UNIDOS

Trump: ‘Yo quería despedir a Comey’

Trump: ‘Yo quería despedir a Comey’
El presidente Donald Trump dio una entrevista a la cadena NBC, donde insistió en que la decisión de despedir al exjefe del FBI fue solo suya.

Donald Trump afirmó que siempre tuvo la intención de despedir a James Comey de la jefatura del FBI, algo que socava la explicación brindada por la Casa Blanca de que el mandatario actuó por recomendación de altos funcionarios de justicia.

“Lo iba a despedir sin importar las recomendaciones”, dijo Trump en una entrevista con la cadena NBC emitida ayer, después de que la Casa Blanca intentara convencer al Congreso y a la ciudadanía de que la medida no tuvo motivaciones políticas.

“Es un fanfarrón”, dijo Trump .

“El FBI ha estado en medio de una agitación. Ustedes lo saben. Yo lo sé. Todo el mundo lo sabe”.

El vicepresidente Mike Pence y una cantidad de funcionarios de la Casa Blanca dijeron que Trump tomó la decisión tras recibir una recomendación de parte del fiscal general Jeff Sessions y su adjunto, Rod Rosenstein.

“El presidente Trump tomó la decisión correcta en el momento correcto al aceptar la recomendación del fiscal general y su adjunto para que pidiera la renuncia (...) del director del FBI”, dijo Pence el miércoles.

Trump también admitió que le había preguntado a Comey si él estaba siendo investigado por el FBI.

Esa declaración podría exponer al presidente a acusaciones de interferir con una investigación en curso sobre la presunta colusión entre su equipo y el Gobierno ruso durante la carrera electoral de 2016.

“De hecho, le pregunté, sí. Dije: ‘¿es posible que me diga si estoy bajo investigación?”, señaló el presidente, evocando una de las tres conversaciones que sostuvo sobre este asunto con Comey, dos por teléfono y la otra durante una cena.

“Él dijo: 'usted no está bajo investigación”, señaló Trump.

ROGERS, CANDIDATO

Un funcionario de alto rango de la Casa Blanca dijo que el excongresista republicano Mike Rogers es considerado como un candidato para reemplazar como director del FBI a James Comey.

Rogers sirvió brevemente en el equipo de transición de Trump y fue asesor de seguridad nacional para la campaña del magnate republicano.

Es un expresidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes y fue agente del FBI en Chicago por cinco años, antes de retirarse en 1994 para comenzar una carrera política en el estado de Michigan.

McCabe contradice a la Casa Blanca

Paso a paso, el director interino del FBI Andrew McCabe destripó ayer las explicaciones de la Casa Blanca sobre la destitución del director James Comey ante una audiencia en el Senado.

Por su parte, el presidente Donald Trump aseguró: “Yo sé que no estoy siendo investigado” por complicidad con Rusia.

Tras la medida sorpresiva de Trump, la Casa Blanca dijo que Comey había perdido la confianza de los agentes y de la opinión pública en general.
“Eso no es cierto”, dijo McCabe en respuesta a la pregunta de un senador. “También puedo decirle que el director Comey gozaba de amplio apoyo dentro del FBI y lo goza aún hoy”.

Con el despido de Comey, la suerte de la investigación del FBI de la intromisión rusa en las elecciones y sus posibles vínculos con la campaña de Trump queda sumida en la incertidumbre.

La investigación acosa a Trump desde el primer día de su presidencia, aunque ha negado cualquier vínculo con Rusia o conocimiento de alguna coordinación de su campaña con Moscú.

McCabe calificó la investigación de “altamente significativa” -al contrario de como la presenta la Casa Blanca- y aseguró a los senadores de la Comisión de Inteligencia que la destitución de Comey no la afectará.

Prometió que no tolerará interferencia alguna de la presidencia ni informará a esta sobre los avances de la investigación.

“Nadie puede impedir a los hombres y mujeres del FBI que hagan lo correcto”, afirmó. Añadió que no ha habido interferencia hasta el momento. Trump escribió en una carta fechada el martes que el director le había dicho “tres veces” que él personalmente no era objeto de la investigación. McCabe dijo que el FBI habitualmente no revela a una persona si está siendo investigada o no.

Edición Impresa