EDUCACIÓN SUPERIOR

Universidad de Panamá impulsa carreras técnicas

Universidad de Panamá  impulsa carreras técnicas
El 70% de los estudiantes que ingresa a una carrera en primer año no la culmina, según informes de la Universidad de Panamá.

La Universidad de Panamá (UP) evalúa crear carreras intermedias para aquellos estudiantes que no logren culminar una licenciatura.

Datos de esta casa superior de estudios dan cuenta que del 100% de los alumnos que ingresan al primer año, solo 30% termina la carrera, mientras que el 70% restante deserta.

El rector de la UP, Eduardo Flores, explicó que la idea es lograr que los alumnos puedan salir de la universidad, al menos con un título técnico, dejando abierta la posibilidad a los jóvenes de lograr la licenciatura posteriormente.

Agregó que aunque el objetivo es hacerlo en la mayor cantidad posible de carreras, tienen previsto comenzar en tres áreas específicas relacionadas con el tema hídrico, así como en administración del sistema penal y auditoría forense.

Flores explicó que estas nuevas carreras deben ser llevadas a consulta con los diversos sectores de la sociedad panameña para su apertura y, además, deben tener tiempo definido para evitar que se saturen.

SITUACIÓN ACTUAL

Datos del Gobierno precisan que hay un déficit de 67 mil 500 profesionales técnicos y que las mayores falencias se reportan en áreas como el turismo, logística, construcción, industria, agricultura y comercio.

Mientras, la Alta Comisión de la Política Pública de Empleo en ocupaciones técnicas y profesionales indica que en Panamá cada año se gradúan en el nivel superior de la educación unas 100 mil personas; sin embargo, el 58% de los empresarios ha señalado que presentan problemas para cubrir sus vacantes.

Roberto Troncoso, expresidente de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa, indicó que esta situación obedece a causas multidisciplinarias.

Entre estas mencionó la limitada formación que reciben los estudiantes, las pocas aptitudes laborales que demuestran algunos profesionales panameños cuando se les exige ser eficientes y productivos y, finalmente, las necesidades comerciales han cambiado.

Para remediar esta situación, Troncoso sugirió hacer cambios en la capacitación desde el nivel primario hasta el universitario para hacerlo más integral y enfocados hacia el país que se quiere en el futuro.

ACOGEN PROYECTO

Por su parte, Gaspar García de Paredes, miembro del grupo Unidos por la Educación, comentó que la propuesta de la universidad es buena, porque viene a llenar un espacio vacío.

“Aplaudo la iniciativa de la Universidad de Panamá y creo que deberíamos tener más universidades que se sumen a este modelo de formación” que permita a las personas tener un grado técnico y luego, si desean continuar con su educación universitaria, lo hagan.

Así mismo, consideró que esta educación no debe estar orientada a formar en oficios como plomería, soldadura, electricidad o albañilería, ya que el Instituto Nacional de Formación Profesional y Capacitación para el Desarrollo Humano (Inadeh) y el futuro Instituto Técnico Superior del Este (ITSE) se encargarán de esa enseñanza.

García de Paredes dijo que las universidades deben dirigir sus esfuerzos a la capacitación de otros tipos de especialistas, como, por ejemplo, técnicos en contabilidad, recursos humanos, control de calidad, artes gráficas, ciencias de la salud, entre otros.

INVERSIÓN

El Gobierno invertirá 200 millones de dólares en la construcción y puesta en funcionamiento del ITSE, cuya construcción debe estar lista en 2018.

El ITSE ofrecerá educación postmedia, con programas de dos años de estudios, y estará organizado en 3 escuelas con 8 departamentos, que son: construcción, industria, aeroespacial, finanzas, logística, lenguas, hospitalidad y turismo, los cuales estarán subdivididos en 18 programas de educación.

El presidente de la República, Juan Carlos Varela, expresó que el ITSE será un centro de calidad, con altos estándares técnicos, bilingüe y responderá a las necesidades crecientes del mercado laboral.

Edición Impresa