PATRIMONIO HISTÓRICO

Unesco evaluará la Ruta Colonial Transístmica de Panamá en 2022

Unesco evaluará la Ruta Colonial Transístmica de Panamá en 2022
Unesco evaluará la Ruta Colonial Transístmica de Panamá en 2022

El Comité de Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés), formado por 21 países, desestimó la inclusión de la Ruta Colonial Transístmica de Panamá en la reconocida Lista del Patrimonio Mundial, como recomendaba el informe de Icomos (siglas en inglés del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios) que visitó el área propuesta por el país en octubre de 2018.

+info

La Unesco inscribe 22 nuevos lugares como Patrimonio Mundial

Panamá desea ampliar el territorio ya enmarcado en el Patrimonio Mundial de la Humanidad –que actualmente es el conjunto monumental Casco Antiguo, Panamá Viejo y las fortificaciones de Portobelo-San Lorenzo- agregando las rutas del Camino de Cruces y Camino Real. Se trata de dos rutas históricas que conectaron el Mar Caribe con el océano Pacífico durante la época colonial. Panamá, además, tiene otros sitios naturales: Parque Nacional Coiba, Parque Nacional Darién y el Parque Internacional La Amistad.

El Comité decidió por consenso que la propuesta panameña no reunía las características suficientes para ser inscrita en la Lista de Patrimonio Mundial. Al menos hasta ahora. Panamá podrá volver a presentar su candidatura en dos años. En ese tiempo, Panamá deberá acreditar que ha corregido las fallas identificadas en la propuesta actual.

En principio, será en febrero de 2022 cuando Unesco vuelva a examinarla. Pero los técnicos de Panamá podrían decidir ampliar el plazo para cumplir mejor con las recomendaciones, siempre y cuando cuenten con el beneplácito del Comité y de Icomos.

En la reunión plenaria que se celebra en Bakú, capital de Azerbayán, hasta el 10 de julio, se evidenció la necesidad de que Panamá adopte medidas para garantizar la conservación de la autenticidad, la integridad y los valores excepcionales de las rutas Camino de Cruces y Camino Real. Además, la necesidad de la ejecución de un plan de gestión eficaz que incluya un ciclo de planificación, ejecución, monitoreo y evaluación de la propuesta.

Unesco evaluará la Ruta Colonial Transístmica de Panamá en 2022
Unesco evaluará la Ruta Colonial Transístmica de Panamá en 2022

Conclusiones finales

En las conclusiones del informe, la Unesco subraya la obligación de que el Estado panameño disponga un fondo económico “a largo plazo” para la implementación de medidas de preservación. Asimismo, el organismo internacional apunta a que se identifiquen las “áreas sensibles específicas que necesitan ser protegidas” y se señalen los límites de las rutas. De otro lado, pide que se financie un proyecto de estudio arqueológico y topográfico que incluya el enclave Nombre de Dios y Venta de Cruces.

También se invita al país a continuar ejecutando un plan de conservación del sitio arqueológico de Panamá Viejo, que lo resguarde en un futuro de posibles proyectos de infraestructura invasivos como la cinta costera 3, y a incorporar un enfoque de evaluación sobre las posibles amenazas al lugar. Unesco aconseja a su vez que se mejore el seguimiento de las visitas a las rutas y se gestione de la mejor manera el impacto del turismo.

Por último, se sugiere la adopción de un marco legal que blinde los sitios propuestos por Panamá para la Lista del Patrimonio Mundial ante cualquier intervención externa que ponga en riesgo su valor patrimonial.

El embajador de Panamá ante la Unesco, Flavio Méndez, señaló que el proceso de inscripción es una carrera de fondo que suele tomar años. “Unesco nos está dando dos años para seguir preparándonos pues hay bastante trabajo. Lo que les entregamos el año pasado para evaluar lo hicimos con el apoyo de expertos de Icomos, y llegamos hasta donde el tiempo le alcanzó al Estado en el plazo anterior. Si nos hubiesen dado más tiempo, como ahora, habríamos avanzado más”, recalcó. “Usualmente una nominación de este tipo toma entre 6 y 8 años en los que Unesco va guiando poco a poco al Estado en la confección de la nominación. La de Panamá se acaba de presentar”, expresó.

El diplomático, que puso punto y final a su labor como embajador de Panamá ante Unesco tras siete años en el cargo, instó a la organización internacional a tener en cuenta que “no todos los Estados tienen las mismas condiciones para lograr las metas propuestas por Unesco”. “Panamá no tiene la misma cantidad de recursos con la que cuentan otros países para cumplir recomendaciones. Mientras que en Francia o en Italia hay un arqueólogo cada 20 cuadras, en Panamá son mucho menos”, explicó.

Así invitó a constatar la dificultad de la nominación mirando el caso de México, al que tomó 10 años incluir en la Lista del Patrimonio Mundial las rutas coloniales. “A nosotros nos faltan varios años más de trabajo para lograr la nominación”, remarcó. “Son unas rutas que miden 80 kilómetros por la selva a lo que hay que añadir la labor de investigación histórica. No hay que aspirar a correr, sino a cumplir con lo que nos comprometemos. Lo importante es escoger fechas límite basándonos en nuestra real capacidad de trabajo, con una visión casi pesimista de cumplimiento”, concluyó el diplomático panameño.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL