DERECHOS HUMANOS

Estados Unidos impone sanciones de viaje al cubano Raúl Castro y su familia

Estados Unidos impone sanciones de viaje al cubano Raúl Castro y su familia
Estados Unidos impone sanciones de viaje al cubano Raúl Castro y su familia

Estados Unidos anunció ayer sanciones de viaje contra el cubano Raúl Castro y su familia, acusando al expresidente de violaciones a los derechos humanos.

Dentro de su rol en el Partido Comunista, “Raúl Castro supervisa un sistema que detiene arbitrariamente a miles de cubanos y que retiene actualmente a más de 100 presos políticos”, dijo el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

Las sanciones implican que el expresidente, hermano del difunto líder revolucionario Fidel Castro, no podrá viajar a Estados Unidos.

“El imperio miente cuando habla de apoyo a los pueblos latinoamericanos. ¿Qué apoyo pude brindar un gobierno que trata de imponer la total dominación en el hemisferio mediante el militarismo, el neoliberalismo y la imposición de cruentas sanciones económicas?”.


Miguel Díaz-Canel
Gobernante cubano

A pesar de que es poco probable que el exlíder de 88 años planee un viaje a Disney, la medida también implica que a su familia más cercana se le negará la entrada a esa nación. Entre a quienes se les prohibió viajar se encuentra su hija, Mariela Castro Espin, quien se ha convertido en una defensora de los derechos de los homosexuales y la concientización del VIH/SIDA.

Ella visitó San Francisco y Nueva York en 2012, provocando una protesta de los críticos de los Castro en EU.

Pompeo detalló que también se tomó esta decisión debido al apoyo de Castro al líder del régimen venezolano Nicolás Maduro, cuyo país está sumergido en una grave crisis socioeconómica.

“Estados Unidos apoya firmemente los derechos del pueblo cubano y venezolano”, dijo Pompeo en comunicado. “Continuaremos buscando todas las herramientas diplomáticas y económicas para ayudar al pueblo venezolano a lograr la transición que se merece”, siguió.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha prometido librar a América Latina del socialismo, una postura que hace eco en muchos exiliados cubanos y venezolanos en Florida, estado políticamente clave para las elecciones de 2020, en las que buscará la reelección.

Sus medidas son un marcado contraste con las del expresidente Barack Obama, quien conoció a Castro en un histórico viaje en 2016 a Cuba mientras buscaba poner fin a décadas de hostilidad entre los dos países.

Edición Impresa