BOSQUES DE ANCÓN

Vecinos y edil de Ancón piden integrar las mesas técnicas

Vecinos y edil de Ancón piden integrar las mesas técnicas
Vecinos y edil de Ancón piden integrar las mesas técnicas

La Asociación de Comunidades de Áreas del Canal tiene en la mira 682 hectáreas muy cerca a la operación del Canal de Panamá, las cuales considera no deberían comercializarse, debido a que son “áreas boscosas muy importantes”.

Este planteamiento surge en medio de la decisión del Ministerio de Ambiente (Miambiente) y la Unidad Administrativa de Bienes Revertidos (UABR) del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), de crear mesas técnicas de trabajo a fin de evaluar el estado de los terrenos boscosos de la extinta región interoceánica que aún están en manos del Estado y que se disponen para la venta.

Aida Torres, vocera de la Asociación de Comunidades de Áreas del Canal, dijo que vienen pidiendo desde hace años que se revise la venta de terrenos en la cuenca del Canal, no solo por su valor ecológico sino por su importancia para la vía interoceánica. Aseguró que solicitaron al Instituto de Estudios del Canal que se haga una revisión sobre cómo se ha dispuesto de las hectáreas de la cuenca del Canal.

Detalló que hay 682 hectáreas que están muy cerca al área de operación del Canal, que están bajo el paraguas de la UABR y no deberían comercializarse. “Si el Canal está buscando agua por otros lados ante la sequía no se deben desestimar estas 682 hectáreas”, apuntó Torres quien espera que tanto el Ministerio de Ambiente como la UABR los integren a las mesas técnicas.

Además, manifestó que “no tiene lógica” que un patrimonio por el que todo un país luchó y recuperó sea vendido.

El representante de Ancón, Iván Vásquez, coincidió con la dirigente comunitaria en que estos bosques no deben ser subastados. “Ancón es el pulmón de la ciudad de Panamá y venimos desde hace 10 años luchando contra la tala”. También espera que, como máxima autoridad del corregimiento, se le incorpore a las mesas de diálogo.

Desde hace años organizaciones como el Centro de Incidencia Ambiental (CIAM) y residentes de Clayton vienen advirtiendo sobre lo valiosas que son cientos de hectáreas de bosque que se encuentran a orillas de la cuenca del Canal de Panamá, y que forman parte del inventario de la UABR. Ese registro revela que de 137 mil hectáreas que el Gobierno de Estados Unidos traspasó a Panamá, solo 13 mil 546 hectáreas eran para desarrollo o generación de empleo, es decir, se les aplicó un uso de tipo residencial, industrial o comercial. El resto –unas 123 mil 454 hectáreas– correspondía a bosques y áreas protegidas o estaban sujetas al uso, explotación o administración de la Autoridad del Canal de Panamá.

Actualmente de las 13 mil 546 hectáreas para desarrollo quedan unas 4 mil hectáreas. La venta o subasta de estas tierras fue suspendida a fines de octubre para determinar cuáles corresponden a bosques valiosos y cuáles sí se pueden comercializar.

Edición Impresa