Petrolera en isla Boná tendría nuevos padrinos, tres diputados

Petrolera en isla Boná tendría nuevos padrinos, tres diputados
La anidación, de unas 12 mil aves marinas de distintas especies en isla Boná, está en riesgo de desaparecer. Archivo

En alerta se encuentran asociaciones ambientalistas ante un nuevo peligro que estaría enfrentando isla Boná, luego de que la Asamblea Nacional publicara un video en el que se promociona el proyecto de una terminal petrolera que busca desarrollar Bona Pacific Corp en esa zona.

La presidenta del Centro de Incidencia Ambiental, Sonia Montenegro, expresó que en el video institucional no se muestra una aclaración a las dudas de los moradores de Otoque Oriente, que piensan que el anteproyecto de ley que busca declarar a isla Boná como refugio de vida silvestre restringirá la pesca, principal medio de subsistencia de estos isleños.

“Los pobladores están evidentemente confundidos”, resaltó Montenegro en una nota que envió en octubre pasado al diputado oficialista y presidente de la comisión legislativa de Población, Ambiente y Desarrollo, Arquesio Arias.

Petrolera en isla Boná tendría nuevos padrinos, tres diputados
Este yate valorado en $240 mil, fue utilizado por los diputados Arquesio Arias, Nelson Jackson y Everardo Concepción para visitar isla Boná y Otoque Oriente.

Arias, junto a los diputados Nelson Jackson y Everardo Concepción, de los partidos Cambio Democrático y Panameñista, realizaron una gira el pasado 5 de octubre a Otoque Oriente, que habría sido patrocinada por personas vinculadas con la petrolera.

Arias, quien ahora está bajo arresto domiciliario, no quiso revelar a La Prensa quién patrocinó la gira, que se realizó en un yate valorado en más de $240 mil.

Aseguró que “un amigo” pagó la gira, en la cual participaron unos 13 funcionarios de la Asamblea.

En la mira

Ahora, el proyecto de ley que busca concederle a isla Boná la categoría de área protegida se encuentra en peligro, goza de nuevos padrinos.

Se trata de tres diputados de la Asamblea Nacional que tienen en sus manos la responsabilidad de llevar o no al pleno legislativo dicho proyecto de ley. Estos diputados estarían coqueteando con su principal enemigo: la terminal petrolera Boná Pacific Corp, cuyas operaciones pretenden ser ubicadas en la isla.

Se trata del presidente de la comisión legislativa de Población, Ambiente y Desarrollo, el diputado del Partido Revolucionario Democrático Arquesio Arias, junto con sus colegas Nelson Jackson y Everardo Concepción, de los partidos Cambio Democrático y Panameñista, respectivamente.

De concretarse la aprobación de una terminal petrolera de alto calado en más de 34 hectáreas de isla Boná, se pondría en riesgo el hábitat de aves marinas de cinco especies, entre locales y migratorias, que anidan simultáneamente en este lugar, de acuerdo con un estudio del Instituto Smithsonian.

Por otro lado, también estarían en riesgo los corales y especies marinas, debido a que el tráfico de buques por el canal sería modificado levemente para acercarse más a las costas de Boná.

A pesar de que la diversidad de aves en la isla ha sido certificada por científicos del propio Smithsonian, el diputado Arias aseguró que no existe anidación en toda la zona. “Nosotros bordeamos toda la isla buscando [aves]. Es que me habían dicho que se anidaban en todas las partes, pero se anidan más bien en la parte, no sé si Sur. De la cima hacia atrás, ahí sí había un anidamiento inmenso... En la parte posterior no vi anidamiento de esa cantidad”, afirmó el diputado, quien antes de concluir su visita dijo: “claro, sí habían aves volando por ahí”.

Excursión

El pasado sábado 5 de octubre, estos tres diputados realizaron una inusual visita a los moradores de Otoque Oriente, para supuestamente explicarles los alcances del proyecto a realizarse en la vecina isla Boná. En la agenda legislativa aparece que la gira, solicitada por el diputado Arias, sería para “realizar [un] recorrido en isla Boná, con el objetivo de hacer una presentación en la isla de los alcances que tendría este proyecto (sic)”.

Al llegar a Otoque Oriente los esperaba una gran comitiva, encabezada por la representante de corregimiento, la perredista Yajaira Labrador. Curiosamente, también estaba desplegada una pancarta de varios metros de largo, escrita en letras rojas, que decía: “No a la declaración de área protegida”.

Algunos lugareños cuestionaron semejante anuncio, ya que, por un lado, al menos en papel, se desconocía el propósito de la visita y, por el otro, no existe solicitud alguna de declaratoria de área protegida para Otoque Oriente. Y el anuncio no especificaba a qué ubicación se refería.

Un lugareño informó que en el pueblo ya se hablaba una semana antes de la visita de los diputados. “Teníamos la esperanza de que nos trajeran algo o que nos hablaran de cómo nos darían trabajo sin dañar a Boná, pero vinieron a prometer lo mismo que todos”, indicó.

Lo que sí lo sorprendió, dijo, fue la pancarta: “despertamos y teníamos el letrero ahí montado”.

Agregó que el anuncio no fue confeccionado en Otoque, porque allí no existen los materiales necesarios ni tampoco quien lo haga.

Cuatro días antes de la gira de los diputados –el 1 de octubre–, la comisión legislativa de Ambiente prohijó el anteproyecto que evitaría actividades incompatibles con la conservación de isla Boná, presentado por la diputada suplente por la libre postulación Walkiria Chandler.

Pero, ¿qué explicó Arias sobre este anteproyecto?: Nada. En su lugar, el diputado hizo solo dos preguntas a los presentes. Consultó si conocían del anteproyecto de ley y, luego, si estaban anuentes sobre algún proyecto turístico o empresarial que se fuera a desarrollar en el área.

Los diputados tampoco entregaron ningún informe de la gira a la comisión de la Asamblea; sin embargo, el recorrido quedó plasmado en un reportaje de televisión transmitido por el canal Legislativo, exaltando el proyecto de Bona Pacific Corp.

Arias dijo que haría una segunda visita a Otoque Oriente, pero unos días después del primer recorrido la Corte Suprema de Justicia le imputó cargos por la presunta comisión de los delitos de violación carnal y actos libidinosos en perjuicio de jóvenes en Guna Yala, por lo que se encuentra bajo arresto domiciliario.

En el reportaje, no solo se observa una infografía animada de la terminal petrolera, a pesar de que la Asamblea no tiene personal calificado en su planilla para desarrollarla, sino que, además, se asegura que “la mayoría de los pobladores en isla Otoque Oriente está a favor del proyecto de petrolera (sic) en isla Boná”.

‘Un amigo pagó’

Arias aseguró que la Asamblea no tiene presupuesto para pagar giras. “Yo busqué la forma para ir a escuchar a la isla Otoque, y bordeamos toda la isla Boná”, mencionó.

¿Quién pagó la gira? preguntó La Prensa. Arias prefirió mantener en anonimato el nombre de su patrocinador.

A pesar de haber reconocido la falta de presupuesto, dijo que programó dos viajes, “uno con los ambientalistas y otro con unos empresarios”. El funcionario dijo que informó a la diputada suplente y proponente del anteproyecto de Boná, Walkiria Chandler, que ni ella ni los ambientalistas irían el pasado 5 de octubre.

Preguntado sobre qué empresarios lo acompañaron, Arias se retractó: “ningún empresario me acompañó. Yo le solicité a un amigo que yo quería ir allá”. ¿Qué amigo señor Arias?, preguntó La Prensa. “Le digo que un amigo me apoyó”, acotó.

Por ese traslado, dijo, no recibieron viáticos. “Cada uno pagó su comida”, excepto el personal de comunicación de la Asamblea.

Los tres diputados hicieron la travesía en un yate valorado en $240 mil dólares, el cual está equipado con tres recámaras, cada una con baño, sala, comedor y cocina, y que está anclado en la marina Fuerte Amador (Flamenco).

Al ser abordado sobre el propietario del yate, Arias guardó unos segundos de silencio. Luego indicó que “nosotros sí salimos por ahí (Fuerte Amador), porque un amigo me ayudó para cruzar y nadie me acompañó, solo el capitán del barco, que yo no conozco”.

Otro reportaje producto del mismo viaje que expone las bondades del muelle, daría algunos indicios. El reportaje, producido por funcionarios de la Asamblea, pregona: “la marina Flamenco posee un servicio de yates, mega yates, cruceros, los cuales se comunican con la torre de Flamenco marina o con la marina misma”.

Por su parte, el gerente operativo de Fuerte Amador, Carlos Hernández, aseguró que el yate utilizado por los diputados “no está en alquiler”, por lo que consideró que se utilizó “con autorización de uno de los dueños, ya sea por algún tipo de cortesía o amistad que tenga con alguna de las personas que fueron a ese viaje”.

Alerta

Aunque Arias reconoció que los otoqueños “están preocupados porque no saben si pueden seguir pescando” debido al impacto que podría tener en sus actividades la declaratoria de área protegida sobre isla Boná, prefirió dejarlos con la duda. “Eso se les explicará posteriormente”, dijo.

“Al final, son los que deciden. Nosotros solo somos un puente”, resaltó el diputado perredista.

Su posición fue respaldada por Jackson, quien afirmó que los otoqueños “no quieren que Boná sea un área protegida. Ellos tienen interés en que la isla se desarrolle”.

En tanto, el panameñista Concepción aseguró a los residentes de Otoque que “no podemos obviar el desarrollo... ustedes son los que viven aquí”.

La misma negativa a la protección legal fue expuesta por la representante perredista de Otoque, Labrador, quien aseguró que está “a favor de la petrolera, porque nos brindará muchos beneficios”.

“Lobby en la Asamblea”

Para la diputada suplente Walkiria Chandler, el patrocinador de Arias tiene nombre: Bona Pacific Corp.

Chandler afirmó que Arias no sólo le indicó de manera informal de la gira, sino que a modo de “burla me dijo que iría a Boná con la empresa”.

La diputada suplente describió que a inicios de julio pasado Raam Ady y Sandra Rogers, presidente y secretaria de Bona Pacific Corp, respectivamente, se reunieron con varios diputados. “Ellos han hecho lobby fuerte en la Asamblea”, denunció Chandler.

De esa visita quedaron unos panfletos que mostró Chandler. En ellos se detallaban los beneficios para la población que garantizarían el desarrollo de una petrolera en la zona. Arias resaltó que los representantes de la empresa serán llamados cuando se discuta el anteproyecto.

Entrevistado previamente, Arias indicó que “la diputada Walkiria no puede decir que no sabía [de la gira], porque yo le dije que en esa vuelta no me podía acompañar, porque habían compañeros que me estaban apoyando para que yo fuera allá y que posteriormente ella iba a organizar una visita igualita”.

En tanto, Chandler advirtió que de concretarse la segunda gira a Otoque Oriente e isla Boná con funcionarios de la Asamblea se estaría incurriendo en un doble gasto de viático. “En un solo recorrido pudieron asistir todas las partes”, criticó.

La Prensa intentó obtener la versión Raam Ady, pero no respondió a las llamadas a su celular ni mensajes dejados en su oficina.

Sin invitación

Aunque Arias aseguró que una semana antes extendió invitación a los nueve diputados que conforman la comisión de Ambiente para que participaran de la gira, algunos de los contactados lo negaron.

“La diputada Petita Ayarza dijo que tenía otro compromiso” y el diputado Edison Broce dijo que “no podía asistir, porque su mamá estaba de cumpleaños”, precisó Arias.

Consultados al respecto, Ayarza, sorprendida, afirmó que no la invitaron al viaje, mientras que su homólogo, Broce, aseguró que Arias le mencionó de manera informal de la gira cuando estaban en el pleno. “No fue una invitación que me llegó con tiempo (...), con organización”.

¿Con cuántos días de anticipación recibió la invitación? “Fue en la misma semana, pero con poco tiempo para la gira. Fue muy encima”, aseveró Broce.

Por lo pronto, La Prensa no ha recibido respuesta del secretario general de la Asamblea, Quibian Panay, sobre los dineros destinados en viáticos para esta gira, el alquiler del yate y la aprobación de dos reportajes institucionales promocionando a dos empresas.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL