Antai contrata ‘coach’ que gana más que sus abogados

Antai contrata ‘coach’ que gana más que sus abogados
Paul Donato aseguró que su llegada a la Antai ha servido para que los funcionarios ‘se integren más’ . No quiso referirse al tiempo que emplea a organizar sus charlas. Tomado de antai.gob.pa

“En busca de la felicidad” y “El futuro de la humanidad” son dos de las charlas impartidas a funcionarios de la Autoridad Nacional de Transparencia y Acceso a la Información (Antai) por un coach que cobrará $33 mil, a un promedio mensual de $3 mil, ingresos superiores al salario de abogados que trabajan para la institución.

La directora general de la Antai, Elsa Fernández, justificó la contratación de Paul Donato al indicar que forma parte de su “plan estratégico interinstitucional”.

“Al no ser servidor público, no cumple un horario, sino que presenta informes de resultados”, dijo Fernández. Donato dijo que su informe es sobre sus charlas, sin monitoreos de su efectividad. “Ese no es mi trabajo”, aclaró.

Luego de que este medio preguntara a Fernández por la promoción de Donato en el portal de la Antai, el diseño de la página fue modificado.

Antai paga $33 mil a un ‘motivador’

La Autoridad Nacional de Transparencia y Acceso a la Información (Antai) decidió contratar un coach ontológico por $33 mil. El primer pago –de $18 mil– fue entregado en septiembre pasado.

A través de la partida 172, usada para “servicios profesionales”, se contrató a Paul Donato como asesor coach en la planilla de la Antai, desde el 1 de febrero hasta el 31 de julio pasado, con un ingreso mensual de $3 mil.

Aunque un mes después se declaró el estado de emergencia por la pandemia, el contrato se mantuvo. Fue enviado el pasado 6 de mayo a la Contraloría General de la República para su refrendo, que se produjo tres meses después. Luego, el contrato fue renovado, por lo que su vigencia fue aprobada hasta el 30 de diciembre, informó Elsa Fernández, directora general de la Antai.

Este motivador, que haría “trabajos especiales”, como se describe en la planilla de la entidad, devenga un salario más elevado que el de los abogados y que el del jefe de auditoría interna de la Antai, cuyos sueldos no sobrepasan los $2 mil al mes.

En el portal digital de la institución se promueve la imagen de este motivador. La Antai anuncia que dictó las charlas “En busca de la felicidad”, “El sentido existencial, valor y ética” y “Filtrando estímulos estresantes”, así como “Valor y ética, funcionario del siglo XXI”, siendo uno de tres expositores.

En el último webinar dictado por Donato –como se desprende de una nota de prensa de la entidad–, se indica que la iniciativa tenía el propósito de “destacar el rol clave que tiene el servidor público como modelo ante la sociedad y también con miras a disminuir los casos de servidores públicos que se vean involucrados en situaciones antiéticas”.

La Prensa observó que Donato reporta actividades como motivador desde 2017 en su página web. “En los últimos 10 años ha trabajado de manera directa con jóvenes, motivándolos a lograr sus sueños, catalogado como un coach de jóvenes”, indica su portal digital www.pauldonato.org. Y, de hecho, una semana después de ser contratado por la Antai, Donato tenía programada la actividad “Summer Camp 2020”, para jóvenes de 13 a 17 años, en un hotel de la localidad .

Donato se describe a sí mismo como “conferencista, locutor, predicador, facilitador, orador internacional”, y participaba en programas de radio y televisión.

Justificación

La directora de la Antai dijo que Donato, “al no ser servidor público, no cumple un horario establecido, sino que presenta un informe de resultados” mensualmente.

La funcionaria resaltó que la promoción de Donato en la web de la entidad se debe a las capacitaciones que realiza. “Encontrará 18 webinar, porque los temas se van repitiendo y sólo lo subimos una vez a la web”, indicó.

La partida 172 de la Antai cuenta con un presupuesto de $36 mil, a razón de $3 mil mensuales, los cuales serán consumidos casi en su totalidad por Donato, en pago por sus servicios como coach.

En la estructura de cargos de la institución no existe esa posición”, confirmó Fernández, por lo que solicitó al Ministerio de Economía y Finanzas usar la partida para que el motivador realizara las capacitaciones.

La entidad contaría con el mismo presupuesto para el año 2021, pero se desconoce si extenderán la contratación al coach.

Fernández sostuvo que contrató los servicios del motivador porque, entre las funciones de la Antai, se encuentra realizar capacitaciones “directamente o a través de terceros” en temas relacionados con valores éticos, cívicos y morales, así como “promulgar e implementar las políticas de prevención contra la corrupción”.

Sin embargo, entre las capacitaciones a funcionarios del motivador se encuentran temas como liderazgo en gestión emocional, resiliencia para soportar frustraciones, auto control, entre otros, y casi nada sobre el tema de corrupción.

La funcionaria resaltó que Donato es especialista “en la transformación del ser humano…”, y que desde la llegada de este motivador a la entidad han sido capacitadas casi 3 mil personas de manera presencial y por la plataforma virtual.

Dijo que el coaching se asocia con personas en “un proceso de acompañamiento reflexivo y creativo que les inspira maximizar su potencial personal y profesional”, por lo que se ha capacitado a directores y jefes de departamentos en coaching de equipo.

‘Yo no soy motivador’

Donato no se considera un “motivador”, sino un “transformador de conciencia” de las personas. Aunque confirmó que no tiene experiencia en temas de corrupción y gestión pública, considera que no ha sido un obstáculo para trabajar en la Antai, ya que puede llegar a la conciencia de los funcionarios para que mejoren su trabajo y proporcionen información pública.

Esto último contrasta con los informes de Transparencia Internacional, Capítulo de Panamá, que reporta que no todas las instituciones están cumpliendo con los datos abiertos.

Dijo Donato que su llegada a la Antai ha servido para que los funcionarios “se integren más”.

Al inicio de la entrevista con La Prensa, Donato se negó a hablar de su experiencia en temas de corrupción, transparencia y gestión pública. “No me siento en este momento en capacidad de contestar cualquier cosa, porque no tengo autorización. Sé que me está preguntando por temas de corrupción, pero no sé qué contestarle realmente”.

Indicó que es la primera vez que trabaja para el Estado y que el informe que entrega a la Antai es sobre las charlas que impartió, pero no incluye un monitoreo sobre su efectividad. “Ese no es mi trabajo”, aclaró.

Donato indicó que estudió un año para su capacitación de coach en Argentina, en 2014, pero no de licenciatura, aunque se autodefine como la persona que a través de sus talleres “ha permitido a los jóvenes a encontrar la carrera de su vida o universitaria más adecuada”.

No quiso referirse al pago de $33 mil en la Antai ni el tiempo que emplea a organizar sus charlas. ¿Se repiten los temas de las charlas? Preguntó La Prensa. “Sí, porque me lo piden”, respondió.

Edición Impresa