ESTUDIO CLÍNICO

Aplican vacuna alemana contra la Covid-19 a 12 voluntarios del ensayo

Aplican vacuna alemana contra la Covid-19 a  12 voluntarios del ensayo
Las muestras biológicas también serán enviadas a la casa farmacéutica para análisis complejos de inmunidad celular. Archivo

El Consorcio de Investigación de Vacunas Covid-19 Panamá –integrado por el Centro de Investigación Cevaxin y el Instituto de Investigaciones Científicas y Servicios de Alta Tecnología (Indicasat-AIP)– comenzó el pasado 30 de septiembre el ensayo clínico fase 2 de la vacuna alemana de la empresa CureVac, y hasta la fecha 12 voluntarios (7 hombres y 5 mujeres) han recibido la inmunización.

Rodrigo De Antonio, director del Centro de Investigación en Vacunas de Panamá (Cevaxin), indicó que durante la primera semana se aplicó la vacuna a los voluntarios de 18 a 59 años, y la semana pasada a mayores de 60 años. Las reacciones que han presentado las personas están dentro de los límites normales, dijo

Antes de ser inoculados, los voluntarios deben firmar un consentimiento informado y someterse a exámenes clínicos, incluyendo un electrocardiograma, para crear su historial médico, en el que deben precisar las enfermedades previas y crónicas que padecen y las medicinas que toman. Además, se les realiza una prueba física y el hisopado Covid-19, para que quede establecido que al ingresar al estudio no tienen la enfermedad.

Ni los participantes ni el personal conoce cuál es la vacuna que van recibir, ya que por cada 11 participantes, 10 reciben la dosis correspondiente al ensayo y 1 la vacuna activa de control.

Respecto a los resultados preliminares, Xavier Sáez-Llorens, investigador jefe del estudio, explicó que “todo se está haciendo a tiempo real [y se] puede pasar a fase 3 sin acabar la fase 2, la cual demora 13 meses”. Adelantó que en noviembre podrían tener resultados de la primera dosis y en diciembre de las dos dosis.

Entre los participantes mayores de 60 años está el científico panameño Eduardo Ortega Barría, quien recibió la primera dosis el 7 de octubre y no ha presentado efectos secundarios o cambios en su estado de salud.

El propio Ortega Barría explicó que el estudio demora 13 meses y que en los primeros días se evalúan posibles efectos en el área del cuerpo donde fue colocada la inyección con la vacuna. Luego se monitorean posibles efectos sistémicos, como fiebre, y después se le da seguimiento a la persona para que no haya efectos inesperados que complican al voluntario.

Edición Impresa