ESTRUCTURA DE SALUD

$5.2 millones para habilitar más camas para pacientes con Covid-19

$5.2 millones para habilitar más camas para pacientes con Covid-19
El centro de convenciones Figali ya cuenta con el personal capacitado para recibir el primer paciente con Covid-19. Elysée Fernández

Las autoridades de Salud tienen identificadas más instalaciones con el propósito de habilitar provisionalmente camas para pacientes con Covid-19, y un presupuesto de $5.2 millones para su remodelación ante rebrotes.

En esta ocasión se trata del centro de convenciones Atlapa –en el corregimiento de San Francisco–, donde se colocarían 260 camas a un costo de $3 millones; y el Instituto Técnico Superior Especializado (ITSE) –en el corregimiento de Tocumen–, que tendría 115 camas, por $298 mil.

Las dos instalaciones se sumarían al centro de convenciones Figali –en el corregimiento de Ancón–, donde se habilitaron 160 camas y personal de salud para brindar atención a los pacientes –el presupuesto para esta obra fue de $698 mil–, y al centro de convenciones Amador, en donde se tiene proyectado instalar 796 camas en tres fases.

En la primera fase, que está en licitación, se instalarán 176 camas por $1 millón 250 mil (ver gráfica).

La información fue detallada por el médico intensivista Julio Sandoval, asesor en el tema de cuidados intensivos del Ministerio de Salud (Minsa), en una actividad científica organizada por la Fundación Sangre Panamá. Durante ese evento manifestó que se ha presupuestado la habilitación de estas instalaciones pensando en los peores escenarios.

Sandoval precisó que cuando la crisis sanitaria comenzó hubo momentos en que el Hospital Dr. Luis Chicho Fábrega, en la provincia de Veraguas, y el Hospital Regional Rafael Hernández, en Chiriquí, llegaron a estar al 100% de su capacidad, y que el Minsa, junto con la Caja de Seguro Social (CSS), trabajaron en conjunto para solucionar el problema de disponibilidad de camas.

Las autoridades sanitarias mantienen un estrecho monitoreo de la disponibilidad de camas, insumos y recurso humano para atender a los pacientes de la Covid-19, añadió el intensivista.

Sobre este tema, el informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) indica que al 14 de septiembre de 2020, en todo el país, se tenía una ocupación del 57% de las camas de hospitalización en sala, es decir, 2 mil 982 camas de un total de 5 mil 225.

Mientras, el nivel de ocupación de camas de las unidades y semi-unidades de cuidados intensivos era de 69%, lo que representa 402 camas de un total de 585, y un 39% de ventiladores (309, de un total de 802)

Los pacientes severos y críticos se distribuyen el 54% de las camas en las instalaciones de la CSS, el 41% en las del Minsa y el 5% en los hospitales privados de Panamá, señala el documento de la OPS.

Jorge Luis Prosperi, especialista en Salud Pública, manifestó que el virus no se va a ir, y que la población debe prepararse para un rebrote de la enfermedad.

“No podemos confiarnos de la aparente desaceleración de la epidemia, y menos ahora que se levantaron las medidas de confinamiento. Basta un descuido de nuestra parte para que el virus recupere el espacio que hemos conseguido quitarle”, acotó.

Domingo Moreno, coordinador de la Comisión Médica Negociadora Nacional (Comenenal), planteó que de la forma en que se ha desarrollado la movilidad en los últimos días, sobre todo en la población joven, es muy importante contar con un segundo y tercer lugar donde tener camas disponibles, siempre que se tenga el presupuesto y este sea debidamente utilizado.

Añadió que el Figali está listo, en espera de su primer paciente.

$5.2 millones para habilitar más camas para pacientes con Covid-19

Edición Impresa