INVESTIGACIÓN

Caso Odebrecht Suiza vuelve a tomar impulso

Caso Odebrecht Suiza vuelve a tomar impulso
Luis Enrique y Ricardo Alberto Martinelli Linares, hijos del expresidente Ricardo Martinelli. Archivo

La Fiscalía Especial Anticorrupción, que investiga el caso Odebrecht, intentó, mediante asistencias judiciales, que la uruguaya Maya Cikurel Spiller diera información sobre sociedades a través de las cuales la constructora brasileña pagó coimas en Panamá, pero no fue posible.

Por eso, el Ministerio Público le solicitó a Interpol que la ubicara. La gestión dio resultado: Cikuler Spiller, una contadora de 46 años de edad, fue detenida ayer en una población de Uruguay cuando intentaba desplazarse hacia Buenos Aires, Argentina. Fue puesta ante autoridades y una jueza le decretó arresto domiciliario mientras Panamá tramita su extradición, proceso que debe hacerse en 60 días, según se informó ayer.

La trama

El papel de Cikurel Spiller, quien, de acuerdo con medios de Uruguay y Argentina, es la pareja del designado ministro de Educación y Cultura de Uruguay, está vinculada al caso Odebrecht Suiza, que involucra directamente a Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares, hijos del expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014).

Cikurel Spiller, junto al estadounidense Barry William Hernan, y los brasileños Hilberto Mascarenhas Alves da Silva y Luiz Eduardo Soares, fue acusada por los fiscales suizos de sobornos, falsificación de documentos y blanqueo de capitales con agravantes.

En Panamá tiene cargos por la supuesta comisión del delito de blanqueo de capitales. En junio de 2019, La Prensa publicó que su nombre figuraba entre las nueve personas que tenían pendiente comparecer ante la Fiscalía Especial Anticorrupción por este caso.

Se le vincula con la sociedad Arcadex Corp., a través de la cual la constructora habría pagado sobornos a los hijos del expresidente Martinelli. Arcadex Corp. fue creada en Uruguay, pero está radicada en Belice.

Sin embargo, de acuerdo con fuentes del Ministerio Público, la uruguaya también deberá rendir cuentas por otras cuatro sociedades –además de Arcadex Corp.– que supuestamente recibían dineros de la Caja 2 de Odebrecht para sobornar funcionarios y particulares a cambio de millonarios contratos en obras públicas.

Edición Impresa