ESTRUCTURA DE SALUD

El clamor de los usuarios por un nuevo Hospital del Niño

El clamor de los usuarios por un nuevo Hospital del Niño
El clamor de los usuarios por un nuevo Hospital del Niño

Familiares de pacientes, junto a médicos, administrativos y personal de mantenimiento, están viviendo en primera persona el hacinamiento en el Hospital del Niño Dr. José Renán Esquivel.

Sus historias dejan en evidencia que por lustros el Estado ha ido acumulando una deuda con ellos, si se toma en cuenta que el centro pediátrico, ubicado en el corazón de la ciudad de Panamá, tiene más de 60 años, lo que significa que cumplió su tiempo de vida útil.

De la entrada principal del hospital salió Camila Martínez con su hijo, Karim. La madre, de 29 años, residente de Calidonia, narra que tuvo a su bebé cerca de tres meses hospitalizado, porque sufrió quemaduras de tercer grado. El pequeño fue atendido en la Sala de Quemados, que para estos meses se encuentra a su máxima capacidad.

“Yo recibí buen servicio. Lo que evidentemente no está bien son las instalaciones, sobre todo las paredes y las cunas”, narró Camila quien resaltó que durante los días que acompañó a su hijo estaban “bastante apretados”.

En palabras de la mujer, los más perjudicados por el atraso en la construcción de una nuevo hospital son los niños y sus padres, quienes a diario acuden por cientos en busca de atención.

De hecho, estadísticas del Hospital del Niño revelan que por día se atiende allí a unos 300 pacientes. Y para estos meses, cuando se incrementa la demanda de atención, pueden llegar hasta 350 en los tres turnos a la Sala de Urgencias.

Ayer, bastaron unas horas de lluvia para que las instalaciones mostraran los problemas que presenta. Padres junto a sus hijos buscaban resguardo dentro del hospital. En este grupo se encontraba Everardo Membache, quien viajó desde Darién porque su hijo Fernando presentaba un cuadro agudo de resfrío.

El clamor de los usuarios por un nuevo Hospital del Niño
El clamor de los usuarios por un nuevo Hospital del Niño

Membache, de la etnia Emberá, comenta que las fuertes lluvias en Darién y la poca disposición de instalaciones de Salud y medicinas en esa provincia los obliga a hacer ese viaje, que puede tomar hasta cinco horas, ya que su aldea está en una zona selvática.

Reconoció que el personal de salud se esmeró porque su hijo recibiera buena atención mientras permanecía recluido. “No tengo quejas, lo que sí pienso es que se debe reparar el edificio”, señaló el padre de familia mientras señalaba la gotas que se filtraban por el techo de la Sala de Urgencias.

“Si aquí en la ciudad están así, qué se espera de nosotros los que vivimos en Darién”, comentó el indígena.

Al Hospital del Niño también acudió ayer Roberto Morales, quien llevaba a su hija Emma Morales, con el objetivo de que recibiera terapia física .

Con paragüas en mano, para resguardarse del aguacero, Roberto manifiestó que la atención es “buena”, pero el sitio donde están los niños recluidos es muy pequeño. “Sería mejor y más factible que sea más grande, tanto para los niños como para sus padres”, dijo el residente de Betania.

Antes de retirarse le dejó un mensaje al presidente de la República, Laurentino Cortizo, sobre la edificación de un nuevo centro hospitalario: “Deben olvidarse del revanchismo y el odio. Independientemente de quién haya iniciado la licitación deben continuar con el proyecto para que no haya más atraso”.

Además, subrayó que más allá de cualquier Gobierno quien debe tener prioridad es el paciente, y en este caso consideró que se trata del hospital pediátrico más importante del país. “Señor Cortizo queremos que siga con este proyecto y se concrete el nuevo hospital. No lo dilate más”, concluyó.

Nueva comisión

Nadja Porcell, directora nacional de Salud, explicó que tras la decisión de la Dirección de Contrataciones Públicas de suspender la licitación a inicios de 2019, por órdenes de la ministra de Salud, Rosario Turner, se instruyó la conformación “cuanto antes” de la nueva comisión que evaluará las propuestas que presentaron los consorcios Acciona Construcción y Camce Hospital del Niño.

En una primera evaluación, efectuada como parte del proceso de licitación, una comisión otorgó el mayor puntaje a Acciona, pero tras un reclamo de Camce, la Dirección General de Contrataciones Públicas suspendió el acto público el pasado 15 de julio. Ahora. Por órdenes de Contrataciones Públicas, se debe llevar a cabo una nueva evaluación.

Porcell detalló que la ministra otorgó 10 días a la comisión para que emita una decisión final, de manera que se pueda seguir adelante con el proyecto. Aunque no precisó la fecha en que vence el plazo, dijo que es la próxima semana.

La funcionaria también dejó su mensaje a los padres que reclaman mejores instalaciones: “queremos que la gente se sienta segura que en esta gestión vamos a sacar adelante el proyecto de un nuevo hospital del Niño”.

Paul Gallardo, director del hospital del Niño, dio a conocer que el próximo lunes los miembros de la comisión que conformó el Ministerio de Salud tendrán una reunión para evaluar las dos propuestas.

“Tenemos esperanza en este proceso, que ha sido largo. El problema fundamental de hace años ha sido el hacinamiento y esto se ha agravado por los problemas estructurales del edificio en estos momentos. Se debe tomar una decisión bajo los parámetros de la ley para tener el hospital pronto”, puntualizó el jefe del hospital que lleva años pidiendo a las autoridades de Salud nuevas instalaciones.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL