DESGREÑO

CSS arrastra fallas para administrar pensiones

CSS arrastra fallas para administrar pensiones
De acuerdo con el informe financiero, se han logrado “grandes avances” en la depuración de la data concerniente a los asegurados pertenecientes al sistema mixto. Archivo

La Caja de Seguro Social (CSS) reconoció en sus estados financieros de 2019, recientemente publicados, que no ha logrado desarrollar una contabilidad 100% efectiva, debido a la aplicación errónea de fondos en los distintos programas que administra, incluyendo los sistemas de beneficio definido y el mixto de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM).

Esto sucede debido a la falta de reportes diarios de las sumas recaudadas de los cotizantes y de una configuración adecuada de sus sistemas tecnológicos.

Dicha situación ha dado como resultado una constante reclasificación de fondos mal distribuidos en el sistema mixto de pensiones. En el ejercicio finalizado el 31 de diciembre de 2019, se realizó el registro contable de $155.7 millones correspondientes a cuotas de partidas del décimo tercer mes.

De acuerdo con el informe financiero, se han logrado “grandes avances” en la depuración de la data concerniente a los asegurados pertenecientes al sistema mixto. No obstante, advierten de que la Dirección Nacional de Contabilidad se encuentra imposibilitada para dar respuesta a los requerimientos de la junta técnica actuarial por la carencia de un sistema que permita disponer de estados de cuenta veraces y oportunos del componente de ahorro personal para los asegurados inscritos en el sistema mixto de pensiones.

Esto sucede en un programa de pensiones que aun no tiene jubilados activos. Mientras, el sistema de beneficio definido presentó un déficit de $249.9 millones para hacerle frente al pago de los jubilados.

En conversación con este diario, Domingo Latorraca, consultor de planificación y exviceministro de Economía, indicó que el diálogo nacional para discutir el futuro de las pensiones sería un escenario propicio para determinar que las pensiones de todos los panameños sean administradas por una figura como la del Fondo de Ahorro de Panamá.

Edición Impresa