No se cumplirá con todos los objetivos del pacto migratorio

En medio de la controversia por la firma del Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular, la vicepresidenta de la República y canciller, Isabel de Saint Malo, junto al ministro de Seguridad, Jonathan del Rosario y la viceministra de Asuntos Multilaterales, María Luisa Navarro, salieron en defensa de este acuerdo ayer en una conferencia de prensa.

La canciller reiteró que este pacto no establece obligaciones para el país, ya que en el mismo documento se afirma que es un marco de cooperación no vinculante.

Como ejemplo, la canciller comentó que el objetivo número 22 del pacto, que consiste en establecer mecanismos para la portabilidad de la seguridad social, no será adoptado por Panamá.

“No es una realidad hoy en la normativa panameña y no visualizo que lo vaya a ser en el futuro”, expresó De Saint Malo. Reveló también que algunos países se han acercado al Ministerio de Relaciones Exteriores para buscar acuerdos de intercambio de portabilidad de seguridad social, y que por varias razones Panamá no lo ha efectuado.

“El pacto lo menciona, pero no nos obliga a cambiar nuestra normativa”, declaró la canciller.

Adicionalmente, se resaltó en la conferencia la necesidad que existe de un intercambio de información entre países sobre temas migratorios, especialmente para una región de tránsito como la nuestra.

La vicepresidenta nombró casos en los que los migrantes llegaban al país sin ningún tipo de identificación, y que a menudo no revelan su país de origen, caso en el que la información extranjera resultaría beneficiosa.

En tanto, la viceministra Navarro reconoció que se pudo haber llevado a cabo una mejor comunicación relacionada al pacto, y de esta manera haber evitado tanta incertidumbre, la cual fue calificada durante la conferencia como una “avalancha de desinformación”.

Edición Impresa