INVESTIGACIÓN POR PRESUNTO BLANQUEO DE CAPITALES

La ejecutora de los Martinelli

La ejecutora de los Martinelli
Evelyn Vargas Reynaga llegó ayer a eso de las 10:30 a.m. y más tarde fue indagada por la Fiscalía Especial Anticorrupción.

“Señores, ya, por favor”, dijo molesta Evelyn Vargas Reynaga. Los reporteros le preguntaban por los sobornos; si había regresado voluntariamente; si como abogada de los hijos de Ricardo Martinelli cooperaría con las autoridades.

La abogada, que desde Panamá gestionó sociedades con cuentas bancarias en Suiza a los hermanos Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares, llegó ayer a Panamá procedente de México, a través del Aeropuerto Internacional de Tocumen.

Gafas oscuras, jeans y blusa negra, caminaba a paso rápido mientras trataba de esconder sus manos esposadas con un chaleco negro. Personal de la Dirección de Investigación Judicial la escoltaba, y periodistas y camarógrafos interrumpían sus pasos.

“¿Aceptaste algún soborno de parte de Odebrecht, Evelyn?”, le preguntó un entusiasmado José Garibaldi, de Telemetro.

No respondió. En cambio, se subió a un pequeño bus blanco que la esperaba afuera del aeropuerto. Su destino: el edificio Avesa, en la vía España, donde está ubicada la Fiscalía Especial Anticorrupción, que le formuló cargos por la supuesta comisión del delito de blanqueo de capitales.

LOS MOTIVOS

Forma parte de las 17 personas vinculadas al proceso que sigue el Ministerio Público (MP) a partir de la investigación que adelantan fiscales suizos a los hermanos Martinelli Linares, proceso en el que les congelaron cuentas bancarias por $22 millones, debido a que tiene claros indicios de que ese dinero proviene de pagos de sobornos de Odebrecht, la constructora brasileña que logró en Panamá millonarios contratos durante el pasado gobierno.

De acuerdo con las pesquisas de los fiscales suizos, Vargas Reynaga emitió al menos dos certificados con los que los hijos del exmandatario panameño pretendieron justificar depósitos millonarios en cuentas bancarias en aquel país, documentos que resultaron ser falsos. 

El pasado 14 de febrero, Interpol acogió una solicitud de Panamá para localizarla al igual que a los hijos del exgobernante.

EL TRÁMITE

El MP informó que “recientemente” la defensa de la imputada les comunicó que esta tenía la intención de retornar al país para comparecer en el proceso, ya que tenía una orden de detención internacional.

El comunicado del MP dice, además, que informaron sobre esto a las autoridades de Interpol México, que coordinaron con Interpol Panamá para facilitar el retorno de la abogada al país, y así atender la indagatoria por este caso.

Frente al edificio Avesa, Juan Eduardo Vega, uno de sus abogados, reiteró lo dicho por el MP. “La fiscalía ya tenía conocimiento previo de que la licenciada Vargas quería comparecer en el proceso. Lamentablemente, esta situación acontece cuando ella está fuera del país. Entonces, lo que pedimos es respeto al principio de inocencia”.

Cuando le preguntaron sobre la posibilidad de que su clienta llegue a un acuerdo con la fiscalía con base en la Ley 4 de 2017, que permite los acuerdos de pena en el sistema inquisitivo, el jurista dijo: “Nosotros no podemos hablar de delación premiada en este momento. Está atendiendo una orden de conducción, luego tiene indagatoria, que empieza a las 2:00 p.m., y luego la fiscalía resolverá. Pero le adelanto, nosotros, como equipo de la defensa, estamos aspirando a que la fiscalía valore la información que ella va a suministrar y el hecho de que concurrió al país de manera voluntaria”, explicó el jurista, luego de decir que su defendida “cooperará en todo”.

En horas de la tarde, se informó que el equipo legal de Vargas interpuso una solicitud de fianza para que su clienta no fuera detenida. El recurso está en el Juzgado Sexto Penal, despacho judicial a donde Carlos Carrillo, abogado de los hermanos Martinelli Linares, también recurrió para hacer el mismo pedido: que Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli no sean detenidos. Esto, luego de que la Fiscalía Especial Anticorrupción ordenara su conducción el pasado 24 de enero.

Otro que apeló a la misma táctica (solicitud de fianza para no ser detenido) fue Mario Martinelli, hermano del expresidente Ricardo Martinelli, quien también está entre los imputados en la causa.

En la Corte Suprema de Justicia también se generó noticia relacionada con este caso. Los magistrados de esa corporación rechazaron una petición de Alma Cortés, exministra de Trabajo y miembro del equipo legal del expresidente, para acceder a la asistencia judicial emitida por Suiza. Así consta en un edicto colgado ayer en la Secretaría General de la Corte.

Fuentes judiciales ampliaron que el pleno no acogió la solicitud de Cortés, alegando que la información contenida en la asistencia judicial “es confidencial” y solo debe ser entregada a la autoridad que la requiere. La magistrada Ángela Russo fue la ponente de este fallo.

Esta es una de las seis investigaciones que adelanta el MP relacionadas con supuestas irregularidades de Odebrecht en Panamá, compañía que en tres gobiernos obtuvo más de $9 mil millones en contratos.

Edición Impresa