Hospitalización

El Minsa se prepara para un futuro escenario y habilita más camas

El Minsa se prepara para un futuro escenario y habilita más camas
De las 396 camas de cuidados intensivos y semi intensivos en el país, 42% estaba sin ocupar, sin contar las del hospital modular. Gabriel Rodríguez


El Ministerio de Salud (Minsa) trabaja en ampliar el número de instalaciones que puedan recibir a pacientes infectados con el nuevo coronavirus y, por ende, la cantidad de camas disponibles en caso de que los contagios sigan aumentando –como ha sucedido en los últimos días– o la demanda supere la capacidad del sistema.

Sion Atencio, director de Infraestructura del Minsa, subrayó que en la provincia de Panamá se acondicionó el Instituto Nacional de Medicina Física y Rehabilitación, ubicado en Betania. Allí se ubicaron 103 camas de hospitalización para observación de pacientes con la Covid-19 y 10 camas de cuidados semi- intensivos.

En este instituto se atienden pacientes con discapacidad motora o física, pero al detectarse los primeros casos del nuevo coronavirus en el país las consultas médicas fueron suspendidas, porque muchos de sus pacientes tenían riesgo de contraer el virus.

Atencio dijo que al encontrarse sin uso esta estructura, sus gimnasios fueron adecuados para atender pacientes con la Covid-19.

Comarca Ngäbe Buglé

El funcionario también informó que se rehabilitaron siete infraestructuras en la comarca Ngäbe Buglé, entre centros de salud del Minsa y algunas escuelas, con el objetivo de albergar a pacientes para “observación”.

Pese a que en esta comarca no se han reportado tantos casos como en otras provincias, el problema allí es su débil sistema sanitario. Ese problema se agrava porque los indígenas tienden a migrar hacia las provincias de Bocas del Toro y Chiriquí, donde pueden contagiarse y llevar el virus con mayor fuerza hacia la comarca.

De hecho, esta semana el Minsa declaró un cerco sanitario en el distrito de Chiriquí Grande, al igual que en las comunidades de Pantanal y Finca 01 en el distrito de Changuinola, y en la barriada La Solución, distrito de Bocas del Toro, todos en la provincia de Bocas del Toro y que limitan con la comarca Ngäbe Buglé.

Las provincias

El Minsa también rehabilitó instalaciones ubicadas en las provincias. Por ejemplo, en el Hogar Javeriano de Capira, en Panamá Oeste, se acondicionaron 80 camas. De hecho, en este sitio actualmente hay pacientes.

Asimismo, en la antigua sala para personas con discapacidad que funciona en el Hospital Aquilino Tejeira, en Coclé, se acondicionaron 30 camas.

Finalmente, en el hospital Luis Chicho Fábrega, en Veraguas, se habilitaron 53 camas de las salas de Psiquiatría y Contingencia. “Además, en el viejo hospital habrán 30 camas para observación y hospitalización”, detalló Atencio.

Como se ha reportado, Veraguas es la provincia con más casos luego de Panamá y Panamá Oeste. Esto, en gran medida, por un reciente conglomerado de casos en el centro penitenciario de Santiago, donde hubo 313 privados de libertad contagiados.

Para el director de Infraestructura del Minsa, la mayoría de las instalaciones que están adecuando son para pacientes sospechosos, y las otras, para positivos.

“Estas estructuras son para tener una capacidad extra, ya que actualmente no se ha sobrepasado la capacidad del sistema sanitario, como lo ha planteado la ministra de Salud, Rosario Turner. Pero además son para estar preparados en caso de que se intensifiquen los brotes”, concluyó el funcionario.

La capacidad

El más reciente informe presentado por el Minsa el mes pasado reveló que de las 4,650 camas de hospitalización, había un 49% disponible en el país, mientras que de las 396 de cuidados intensivos y semi-intensivos, un 42% estaba sin ocupar. Lo anterior, sin contar las 100 camas del Hospital Integrado Panamá Solidario.

Jorge Luis Prosperi, especialista en Salud Pública, subrayó que la capacidad instalada de camas brinda un amplio margen a las autoridades sanitarias para maniobrar, pero no se debe “bajar la guardia”, porque los casos se han incrementado en los últimos días.

“Se espera que en los próximos 15 días también se presenten más casos, por lo que es importante tener un sistema sanitario robusto para hacer frente a este escenario”, concluyó.