VENEZUELA

‘Una elección de partido único’

‘Una elección de partido único’
‘Una elección de partido único’

El canciller uruguayo Rodolfo Nin Novoa defendió ayer el voto de su país en la OEA reclamando postergar las elecciones en Venezuela y alegó que el país caribeño camina hacia elecciones de partido único con opositores proscriptos.

En declaraciones a los medios tras una reunión del Consejo de Ministros, Nin Novoa justificó el apoyo al pedido de la OEA de postergar las elecciones previstas para el 22 de abril y consideró“determinante” para ello que el Gobierno venezolano haya convocado elecciones para renovar la Asamblea Nacional cuando esta “tiene aún mandato vigente”, en referencia a los comicios de la Asamblea Nacional previstos inicialmente para 2020.

“Por lo tanto, me parece que usando o aprovechando la decisión de los partidos de oposición de no presentarse a las elecciones en estas condiciones, con partidos políticos proscriptos, con presos políticos, con dirigentes proscriptos, aproveche [el Gobierno] ya para ir por la Asamblea Nacional sin oposición”, indicó.

“Es una elección casi de partido único que a nosotros nos preocupa”, dijo el canciller de Uruguay, un país que venía hasta ahora absteniéndose de condenar o votar contra Venezuela en ámbitos regionales. Por 19 votos a favor, 5 en contra y 8 abstenciones, el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) pidió al gobierno de Nicolás Maduro que “reconsidere” la realización de elecciones el 22 de abril y pidió un nuevo calendario para comicios “con todas las garantías” de transparencia y todos los partidos.

“¿Uruguay iría a unas elecciones con dirigentes políticos presos? ¿Iría con un poder judicial que además responde a directivas de un poder ejecutivo con partidos proscriptos? Yo creo que no. Y lo que no queremos para nosotros, no podemos quererlo para otros”, reflexionó el canciller.

La postura del Gobierno generó rispideces y la condena de sectores de la coalición oficial Frente Amplio (FA, izquierda), como el caso del Partido Comunista (PCU), el cual consideró que la OEA incurrió en “injerencia” al meterse en asuntos internos de Venezuela.

Algunos sectores del FA anunciaron incluso que llamarán a Novoa para que brinde explicaciones en el Parlamento.

“Tenemos puntos de vista diferentes, como tenemos en varios temas”, indicó Novoa, que sostuvo que “aunque algunos gobernantes se definan de izquierda, tienen posiciones que no son de izquierda, a mí no me representan. Creo que nadie progresista, de izquierda, puede sentirse representado”, subrayó Novoa.

De su lado, representantes de la oposición celebraron el “cambio de actitud” del Gobierno.

Jorge Gandini, diputado del Partido Nacional (PN, centro-derecha), señaló que Maduro “se ha llevado por delante la democracia, disfrazando de participación lo que es una dictadura. No tiene margen y Uruguay se suma a los que lo condenan... nosotros vamos a respaldar a Nin Novoa”.

‘NO HAY CRISIS’

Entre tanto, el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, afirmó ayer ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU que no existe crisis humanitaria en el país a pesar de la situación de escasez que vive parte de la población.

“Se pretende hacerle creer al mundo que en Venezuela hay una crisis humanitaria, un viejo truco unilateralista”, dijo en su intervención en Ginebra ante esta instancia, que celebra desde ayer su sesión anual.

Arreaza citó sin nombrarla a Colombia, donde el presidente Juan Manuel Santos denuncia una crisis humanitaria que, según cifras de su gobierno, ha llevado a cruzar la frontera común a medio millón de venezolanos huyendo de la escasez.

El canciller también criticó los “informes sin fundamento” del alto comisionado de las Naciones, así como a los expertos de la ONU que “publican diagnósticos a partir de insólitas fuentes, sin jamás haber visitado Venezuela”.

Edición Impresa