UNIDAD INVESTIGATIVA

Equipos médicos, un secreto bien guardado

Equipos médicos, un secreto bien guardado
En ninguno de los dos portales se han publicado las compras de insumos médicos. En Panamá Compra figura la adquisición de comida, bonos y el hospital modular. Tomado de internet

La información sobre insumos médicos adquiridos por el Gobierno para hacer frente a la pandemia parece ser secreto de Estado.

La Prensa solicitó la información en repetidos correos y mensajes al Ministerio de Salud (Minsa) y al Ministerio de la Presidencia, pero no respondieron, pese a que la solicitud se ampara en la Ley de Transparencia y han transcurrido los 30 días para contestar.

La Prensa pidió detalles de la compra de equipos, como ventiladores y otros insumos, año de fabricación, modelo, proveedor y copia de las cartas-compromiso que amparan estas compras (de marzo a mayo de este año).

“La documentación solicitada no reposa en el Minsa”, contestó esta entidad. El Ministerio de la Presidencia tampoco lo hizo: “Es necesario reiterarle a su unidad de investigación que las cartas compromiso, firmadas por el ex Viceministro [de la Presidencia, Juan Carlos Muñoz] fueron dejadas sin efecto desde el día 11 de mayo de 2020, y canceladas de mutuo acuerdo con los provedores”, respondió Óscar Ramos, secretario de Comunicación de la Presidencia, y reiteró que no se pagaron anticipos.

La Presidencia agregó que “las actuaciones de Gobierno en general han sido remitidas a los órganos de control y cuando se formalicen las compras de las entidades que lo hayan solicitado, lo que implica que tengan precios justos y estén refrendadas por la Contraloría General de la República, se irán publicando en los portales de transparencia de cada institución y en el portal de Panamá Compra...”.

La Prensa respondió que, aunque las cartas hayan sido anuladas, buena parte de los productos –en este caso ventiladores– fueron entregados, instalados y están en uso, según los proveedores. Además, solicitó precisar las cartas vigentes o cuyos productos fueron entregados y son compromisos por cumplir. Tampoco hubo respuesta.

Los distribuidores indicaron que el trámite con la Presidencia se canceló, pero se tramita ahora con el Minsa.

En la sección de “Compras Mesa Covid-19” del portal de Panamá Compra no se ha publicado adquisición alguna de insumos médicos. Tampoco en la Dirección General de Contrataciones Públicas, pese a la promesa del vicepresidente, José Gabriel Carrizo, el 29 de abril, de publicar en esos portales las compras de emergencia.

Pero esta no sería la única negativa. Pese a las insistentes comunicaciones de este medio, la Secretaría de Comunicación del Estado negó detalles de la compra de unas 800 mil mascarillas, parte de una compra rechazada por el Minsa, por incumplir criterios técnicos, adquisición esta que tampoco aparece en el portal gubernamental Panamá Compra.

Equipos médicos, un secreto bien guardado
Este medio obtuvo fotos de equipo Dräger que data de 2013 en el Hospital Modular. Cortesía

Dräger invalida a Primo Medical Group

Desde Dräger Colombia, el director de la subregión de Norte, Centro y Sur América, Felipe Risso, afirmó que “Dräger Panama Comercial S. de R. L. es nuestro representante exclusivo y directo” en Panamá.

Así respondió a La Prensa la sede central de la empresa fabricante de los ventiladores Dräger, ubicada en Alemania, sobre el modelo, año y equipos que le vendió a Primo Medical Group (PMG), que no cuenta con aval del Minsa. No obstante, esta le vendió al Estado 32 ventiladores.

En la Autoridad Nacional de Aduanas no hay registro de importación de este equipo. A su vez, PMG evitó facilitar pruebas de su importación, aunque aseguró que los equipos fueron fabricados en 2015.

“En marzo de 2020, con la aparición del Covid-19, se nos informó que el Gobierno panameño adquirió dispositivos Dräger en Panamá a través de una empresa no autorizada. Dräger no estaba previamente informado o involucrado en esa transacción y esta situación estaba fuera de nuestro control”, respondió Risso.

Los directivos de PMG están relacionados con los de una de las dos sociedades integrantes del consorcio Salud en Control, a la que, junto a la mexicana Intercontinental de Medicamentos, S.A. de C.V., la Caja de Seguro Social le adjudicó en marzo pasado un controvertido contrato de $168 millones para el almacenamiento y distribución de medicamentos, que luego fue suspendido.

Hasta mayo del año pasado, Primo Medical Group HK Panama Corp, con los mismos directivos de PMG, se dedicaba a la distribución de partes de autos. La “casa productora, laboratorio, fabricante” ante el Minsa de su catálogo de productos que son exclusivamente del área de sutura es Primo Medical Grupo HK Limited liderada por Rommel Bogarín Rangel, directivo de las dos anteriores.

Edición Impresa