EPIDEMIOLOGÍA

Evolución de nuevos contagios por Covid-19 avanza muy rápido

Evolución de nuevos contagios por Covid-19 avanza muy rápido

El número de casos, de muertes y el porcentaje de positividad de las pruebas de diagnóstico de la Covid-19 aumentó en la semana epidemiológica que recién concluyó (8 al 14 de noviembre), con una fuerte evolución de nuevos casos.

Lo anterior se desprende de los informes epidemiológicos del Ministerio de Salud (Minsa), según los cuales hubo un crecimiento de 38.6% en comparación con la semana previa.

La semana finalizó con 6 mil 608 nuevos casos, y la semana anterior, con 4 mil 908; y se pasó de un promedio diario de 700 a 900.

El porcentaje de positividad aumentó a 14.3%, cuando el país tenía tres semanas con positividad entre 10% y 12%.

En los dos primeros días de esta semana epidemiológica el promedio de casos diarios es de mil, ya que hay más de 30 corregimientos que están reportando, por día, entre 600 y 800 casos. El domingo se reportaron mil 344 casos, de los cuales 872 corresponden a 39 corregimientos que presentaron más de 10 casos. Ayer hubo mil 14, y 667 de ellos son de 35 corregimientos.

Especialistas en epidemiología coinciden en que las medidas deben ser definidas en los clusters, porque ya se conoce cuáles son los corregimientos más vulnerables y los que más casos han reportado desde que comenzó la pandemia.

La situación plantea un nuevo reto a las autoridades: enfrentar la reacelaración del virus SARS-CoV-2, luego de que la curva epidémica por semanas se mantuvo en una meseta de alta transmisión.

Panamá, ante reaceleración del virus; cifras en aumento

La semana epidemiológica 46 (8 al 14 de noviembre) cerró con incrementos en los indicadores de la Covid-19, que plantean a las autoridades de salud un nuevo reto: enfrentar la reacelaración del virus SARS-CoV-2.

Los informes de epidemiología del Ministerio de Salud (Minsa) permiten concluir que en la última semana se diagnosticaron 6 mil 803 nuevos contagios, mil 895 casos más que los reportados en la semana anterior (1 al 7 de noviembre), cuando se registraron 4 mil 908.

La propagación del virus es relevante, ya que la semana que recién concluyó hubo un crecimiento de 38.6% en comparación con la previa; mientras que el promedio diario de casos se elevó a 972, cuando la semana comprendida entre el 1 y el 7 de noviembre fue de 701.

El alza de los casos era esperada por las autoridades y expertos en salud por la reapertura de la actividad económica del país, pero la evolución de los nuevos contagios avanza muy rápido, luego de que la curva epidemiológica se mantuvo en una meseta por varias semanas (ver gráfica).

La cifra de casos se elevó, junto con la cantidad de pruebas y el porcentaje de positividad. Esta semana se realizaron 47 mil 491 pruebas, para una positividad de 14.3%; y en la anterior, 38 mil 271 pruebas, para una positividad de 12.8%. Lo ideal es 5%.

Con respecto a las muertes, en la semana que concluyó el sábado hubo 86, es decir, 5 más que en la anterior. En las dos últimas semanas las autoridades reportaron un aumento en las muertes, y lo atribuyen a que el 90% de los pacientes que acude a las instalaciones de urgencia llega con dificultades para respirar .

El pasado 13 de noviembre, el Minsa reportó 26 muertes por la Covid-19, un número que no se reportaba desde el 9 de agosto, cuando sumaron 30.

Este hecho motivó una investigación a los expedientes de los pacientes, y encontraron que en el 90% de los casos tenían factores de riesgo, como diabetes, hipertensión, obesidad e insuficiencia renal.

Los nuevos datos sobre la capacidad hospitalaria serán brindados, oficialmente, hoy. Sin embargo, para el 10 de noviembre, en el país había una ocupación del 59% de las camas de hospitalización en salas (3 mil 232 de 5 mil 439), del 57% de camas de UCI y semi UCI (352 de 616), y del 33% de los ventiladores (262 de 804).

Mientras, el indicador de letalidad se mantiene en 2%, según el más reciente informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

‘La clave es la prudencia’

Frente al aumento en las cifras epidemiológicas, el director de la Caja de Seguro Social (CSS), Enrique Lau Cortés, hizo un llamado a la población para que tenga prudencia y que acate las medidas si va a visitar a algún familiar.

“Estamos viendo un gran problema, ya que se están violentando las medidas de seguridad. Debo decirles que este es el momento de escoger qué tipo de Navidad vamos a querer, si queremos una Navidad en familia y sanos tenemos que cumplir las medidas de bioseguridad, pero si hacemos todo lo contrario, en lugar de tener una Navidad feliz, podemos tener una Navidad con lágrimas”, expresó durante una rueda de prensa.

Nadja Porcell, directora nacional de Salud Pública del (Minsa), solicitó a la población el respeto de las burbujas familiares e hizo un llamado a la conciencia para que se suspenda todo tipo de actividades que aglomeren personas que no se manejan en su burbuja familiar.

Evolución de nuevos contagios por Covid-19 avanza muy rápido
Pruebas

Con respecto a la posibilidad de que hayan medidas más estrictas, indicó que en este momento todas las posibilidades están puestas sobre la mesa.

“La decisión la tiene el pueblo panameño, si seguimos acatando las medidas vamos a tener un mejor panorama, pero si las personas insisten en hacer estas actividades sin uso de medidas de distanciamiento y medidas de bioseguridad, vamos a ver que el escenario será diferente”, advirtió Porcell.

En función de los posibles escenarios ante un repunte de casos, la semana pasada fue presentado un plan de contingencia a partir de cinco escenarios y tomando en cuenta el desmejoramiento de los indicadores.

“El virus no se ha ido. Como ciudadanos no nos podemos relajar con las medidas de distanciamiento físico. Estamos poniendo en juego la salud económica de todo un país”, dijo Elisa Suárez de Gómez, presidenta de la Asociación de Ejecutivos de Empresa (Apede), angustiada por el alza de casos y las empresas que ni siquiera han podido abrir desde que se ordenó la reapertura de los sectores económicos.

Recientemente, Suárez dijo que la cuarentena total los fines de semana o experimentar el cierre parcial o total de las actividades sería un duro golpe que se traduciría en una aceleración del cierre definitivo de empresas mientras agoniza el empleo.

Casos diarios

Expertos en epidemiología coinciden en que se debe comenzar a trabajar en los “micro cluster” que están afectando al resto de las personas sanas de un corregimiento, ya que la nueva semana epidemiológica que comenzó el pasado domingo se contabilizaron mil 344 casos; 39 corregimientos registraron más de 10. En total, esos corregimientos aportaron 872 nuevas personas contagiadas de la Covid-19 en un día.

Arturo Rebollón, epidemiólogo y especialista en Salud Pública, estimó el número reproductivo de transmisión del virus (Rt) en 1.19, lo que podría representar un promedio de mil casos por día en la semana.

Sostuvo que los esfuerzos deben estar más localizados para controlar el virus, que no es justo cerrar una provincia si los infectados se mueven en clusters. “Si usted vive en un cluster (barriada, edificio u comunidad), tiene que preocuparse para que se controle”, dijo.

El epidemiólogo explicó que las medidas deben ser definidas por sectores, porque ya se conoce cuáles son los corregimientos más vulnerables y los que más casos han reportado desde que comenzó la pandemia. Ahora hay que entrar a los puntos específicos de esos corregimientos.

Un ejemplo del trabajo que se puede lograr en los barrios es Nueva York, en Estados Unidos, donde lograron bajar su positividad a 4%, cuando esta ciudad tenía uno de los peores escenarios en el mundo.

Jean Paul Carrera, epidemiólogo del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (Icges), añadió que es muy probable que el aumento de casos se deba a la infección con cepas que ya circulaban en las comunidades, o que hay casos importados o nuevas cadenas de transmisión a nivel comunitario.

“Los estudios epidemiológicos, complementados con estudios genéticos, podrían confirmar si tenemos nuevas cadenas o cepas circulando en el país, y si hay clusters derivados de esta cadena”, concluyó Carrera.

Desde que se reportó el primer caso de la Covid-19, el pasado 9 de marzo, hasta el pasado 15 de noviembre, en el país hay un acumulado de 146 mil 653 casos y 2 mil 873 muertes.

Datos de la OPS muestran que Panamá tiene varias semanas registrando la más alta incidencia entre los países de América, con 3 mil 261 casos acumulados por cada 100 mil habitantes hasta el 8 de noviembre, ocupando así el primer lugar tanto en incidencia como en casos acumulados entre los países de Centroamérica (139 mil 527 casos). Así mismo, es el país con la mayor tasa de incidencia entre todos los países de América, estando por encima de la tasa promedio para la región, que es de 2 mil 94 por 100 mil habitantes.




Edición Impresa