Covid-19

FAP se usaría como aval para obtener fondos ante la crisis del coronavirus

FAP se usaría como aval para obtener fondos ante la crisis del coronavirus
En el Legislativo no parece calar el distanciamiento social impuesto por el Gobierno. Isaac Ortega

El Fondo de Ahorro de Panamá (FAP) sería utilizado como aval o garantía para acceder a unos $1,000 millones en financiamiento que podrían ser depositados en el Banco Nacional de Panamá (BNP), y eventualmente ser usados por el Gobierno para enfrentar la crisis del coronavirus.

Ayer, la Asamblea Nacional aprobó en segundo debate el proyecto de ley 296, “que adopta una ley general sobre medidas de emergencia para afrontar la crisis sanitaria causada por la pandemia del Covid-19”.

Una de esas medidas es el uso del FAP como herramienta financiera a fin de dotar de fondos al Ejecutivo.

El gerente general del Banco Nacional de Panamá (BNP), Javier Carrizo, dijo ayer ante el pleno de la Asamblea Nacional que la intención no es liquidar el FAP, sino obtener una facilidad crediticia y depositar los fondos en el BNP para servir en la emergencia.

Según cálculos del BNP, la valorización de los activos del FAP asciende hoy a unos $1,325 millones, invertidos principalmente en Estados Unidos.

La ley que creó el FAP fija parámetros para permitir el retiro de fondos del ahorro. En caso de emergencia nacional, como la actual, el impacto tiene que ser valorado en más del 0.5% del producto interno bruto (PIB) y los retiros no podrían dejar el FAP por debajo del 2% del PIB. Estas condiciones limitan el uso del FAP en una situación como la actual.

Juan Melillo, subgerente general del BNP, explicó que con esta solución, el FAP “se mantendría invertido y se utilizaría como garantía para tener en Panamá esos fondos que están afuera”.

Los representantes del BNP y del Ministerio de Economía señalaron que este sería uno de los recursos de los que dispondría el Gobierno para enfrentar la crisis. Además, se negocian otras facilidades con las multilaterales.

Mientras, el profesor de la Universidad de Harvard Ricardo Hausmann recomendó a los países movilizar la mayor cantidad de recursos para combatir la crisis y destacó que a países como Panamá, que no tienen banco central, se les debería ofrecer mecanismos financieros especiales para respaldar su sistema bancario.

Edición Impresa