REFORMAS CONSTITUCIONALES

‘Ningún fiscal debe destituir a nadie’

‘Ningún fiscal debe destituir a nadie’
‘Ningún fiscal debe destituir a nadie’

Las miradas están puestas ahora en la figura de un Fiscal Especial Superior que será designado por la Asamblea Nacional y que, a su vez, podrá destituir a los procuradores de la Nación y de la Administración.

Esta fue una de las principales modificaciones que los diputados introdujeron el pasado miércoles en la noche al proyecto de ley que presentó la Presidencia de la República para reformar la Constitución.

El cambio se hizo al numeral cinco del artículo 161 de la Carta Magna, inherente a las funciones administrativas de la Asamblea. Lo promovieron los perredistas Benicio Robinson, Leandro Ávila y Héctor Brands, entre otros.

‘Ningún fiscal debe destituir a nadie’
‘Ningún fiscal debe destituir a nadie’

Segundos antes de que comenzara la votación, Robinson, presidente del PRD, solicitó que se incluyera la nueva propuesta. Fue aprobada sin ningún reparo.

La figura se complementa con otra variación que hicieron los diputados al proyecto de ley original, que tiene que ver con quién los investigará a ellos. Los diputados proponen que sea el procurador de la Administración y que los juzguen en primera instancia tres magistrados de la Corte Suprema de la Justicia.

Hoy, los diputados son investigados por los magistrados de la Corte y, a su vez, ellos investigan a los jueces del máximo tribunal, un lazo que, de acuerdo con distintos sectores, promueve la impunidad de lado y lado.

La propuesta que presentó el Ejecutivo daba a la Procuraduría de la Nación la facultad de investigarlos.

En otras palabras, con estas modificaciones los diputados cierran un círculo de conveniencia para la propia Asamblea: podrán designar a un fiscal que puede destituir al procurador de la Administración, la persona que los investigaría.

‘Amenaza’

¿Qué dicen los conocedores del derecho de esta propuesta? El procurador de la Administración, Rigoberto González, afirmó que “ningún fiscal, sea quien sea, debe destituir a nadie, pues la figura del fiscal es para investigar, no para tomar medidas de ese tipo”.

“Proponer esa alternativa por el hecho de que se está sugiriendo que el procurador general de la Nación [o de la Administración] investigue a los diputados, es como una amenaza para que nadie termine investigando a los diputados, máxime si ese fiscal al que se alude lo nombraría la Asamblea Nacional”, dijo.

González también afirmó que la posibilidad de que el procurador de la Administración investigue a los diputados es “desnaturalizar” la figura.

“La figura del procurador de la Administración es para actuar en el ámbito administrativo para la defensa de los intereses del Estado. Lo más que le compete a este procurador es fiscalizar que los funcionarios cumplan sus funciones dentro del marco de la ley y poder llevar a cabo investigaciones por posibles faltas disciplinarias”, explicó.

Es por eso, añadió, que en otros países existe la figura del Fiscal General, que viene siendo lo que en Panamá es el procurador de la Nación.

Por su lado, Juan Carlos Araúz, presidente del Colegio Nacional de Abogados, aseguró que “muchas” de las reformas planteadas por la Concertación Nacional tienen el mismo defecto: trasladar el problema a otro escenario y no atacar la causa de la crítica ciudadana.

A su vez, el abogado Ernesto Cedeño opinó que con estas nuevas figuras los diputados pretenden “seguir con el poder dentro de la Asamblea Nacional”.

Según la necesidad

¿Dónde operará el fiscal? ¿Qué ley desarrollará sus funciones? De acuerdo con el diputado perredista Leandro Ávila, presidente de la Comisión de Gobierno, no se trata de la creación de una nueva instancia que va a estar físicamente establecida. Explicó que si en las Procuradurías de la Administración o de la Nación hay que investigar alguna situación, se pudiera nombrar ese fiscal. “Pero esa persona, en teoría, hasta que no haya esa necesidad, no existe. [La idea es] que la Asamblea queda facultada para nombrarlo en caso de que se necesite. Ejemplo, yo veo las redes, veo personas que están a favor del Ministerio Público, porque según alguna gente no lo hace bien, y veo las noticias de otro sector de la población que se queja de investigaciones selectivas. Eso [la fiscalía] funcionaría para este tipo de casos”, añadió.

Cuando se le consultó sobre el hecho de que al procurador de la Administración le correspondería investigar a los diputados, contestó: “lo cierto es que no debe haber un poder por encima del otro. Y si yo tengo derecho a investigarla a usted, alguien tiene derecho a investigarme a mí [...] Todo debe tener su peso y contrapeso”.

Otros diputados del PRD que estuvieron involucrados en la negociación de lo aprobado en primer debate el pasado miércoles en la noche afirmaron que en segundo debate se podrían hacer cambios. El método de investigación y juzgamiento a los diputados, y lo del fiscal especial superior, podrían salir de escena.

Otras modificaciones

Ayer, los diputados siguieron debatiendo el proyecto de reformas. Aprobaron en primer debate el tercer bloque del paquete, inherente al régimen municipal, hacienda y reformas a la Constitución.

Hoy darán segundo debate al primer bloque (asuntos de Estado, derechos fundamentales y políticos, entre otros) y al segundo bloque (sobre los tres poderes del Estado). En esa etapa, los diputados aún pueden hacer propuestas, retirar artículos y proponer otros. De hecho, el presidente de la Asamblea, Marcos Castillero, y otros diputados del PRD prometieron retirar al menos 12 artículos que fueron aprobados en el primer bloque. Entre ellos, los que limitan la libertad de expresión, el que establece la supremacía del derecho panameño por encima del internacional, y los que limitan el rol fiscalizador de la Universidad de Panamá.

El Legislativo tiene hasta el jueves para aprobar la primera etapa del proyecto que reforma la Carta Magna del país.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL