pesquisa

Fiscalía atacaría nulidad de caso FCC con un amparo

Fiscalía atacaría nulidad de caso FCC con un amparo
Procurador Eduardo Ulloa. Archivo

Con un amparo de garantías constitucionales, el Ministerio Público buscaría revertir el fallo del Segundo Tribunal Superior que revocó la calificación de causa compleja de la investigación por el presunto pago de sobornos de la empresa Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) para que le fuese adjudicado el contrato de la fase II del Corredor Vía Brasil en el gobierno de Ricardo Martinelli (2009-2014).

La Fiscalía Especial Anticorrupción analiza presentar el recurso ante el Primer Tribunal o ante la Corte Suprema de Justicia.

El procurador de la Nación, Eduardo Ulloa, confirmó ayer que los fiscales anticorrupción se reúnen para definir la estrategia a seguir en este caso.

El fallo del Segundo Tribunal, del pasado 30 de enero, dejó sin efecto la declaración de causa compleja y deja fuera del proceso los acuerdos de colaboración alcanzados con directivos de FCC.

En tanto, fuentes judiciales informaron que la defensa de varios de los imputados en el caso presentaron otros incidentes de nulidad.

Ministerio Público analiza estrategias para revertir el fallo que anula pesquisas en FCC

El equipo de fiscales anticorrupción que investiga el presunto pago de sobornos de la empresa Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) a funcionarios del gobierno de Ricardo Martinelli (2009-2014) por la adjudicación del contrato para la construcción del tramo II del Corredor de Vía Brasil estudia qué recursos presentará contra el fallo del Segundo Tribunal que le revocó a dicho proceso la calificación de causa compleja.

Así lo confirmó ayer el procurador de la Nación, Eduardo Ulloa, tras una reunión con miembros del Colegio Nacional de Abogados.

Según el procurador, los fiscales se reunieron ayer mismo para analizar la estrategia, de la cual no dio mayores detalles.

Otras fuentes del Ministerio Público, empero, informaron que durante la reunión los fiscales analizaron la posibilidad de presentar un amparo de garantías constitucionales ante el Primer Tribunal o la Corte Suprema de Justicia, para que sea una instancia superior la que defina si se mantiene o no la calificación de causa compleja, concedida inicialmente por el Juzgado Undécimo Penal.

La fiscalía anticorrupción tiene hasta el 19 de este mes para anunciar el recurso. En esa fecha vence el plazo de notificación de la decisión del Segundo Tribunal.

Las fuentes explicaron que el equipo de fiscales ensayaría un amparo similar al presentado por la Fiscalía Especial Anticorrupción cuando el Juzgado Undécimo Penal le negó adecuar el tiempo de investigación del caso Odebrecht, que previamente había sido declarado como causa compleja.

Y es que el 13 de noviembre de 2017 el Juzgado Undécimo Penal dio a la Fiscalía Anticorrupción una prórroga hasta agotar la investigación del caso FCC –dada su complejidad, la actuación de un grupo estructurado entre funcionarios y particulares y por tratarse de delitos graves–, pero ahora el Segundo Tribunal revocó la calificación de causa compleja.

Rosendo Miranda, abogado del exministro del Obras Públicas Federico José Suárez –imputado en el caso– dijo que la decisión del Tribunal deja sin efecto la prórroga y los acuerdos de colaboración alcanzados por la fiscalía con directivos de FCC.

Agregó que también presentó un recurso de nulidad contra la prórroga que dio el juzgado para investigar el caso de FCC, aunque en lo relacionado con el contrato del Patrimonio Histórico de la Ciudad de Panamá. A su juicio, este último caso debe correr la misma suerte del expediente sobre el contrato del tramo II del Corredor Vía Brasil.

En ambas pesquisas, la fiscalía acusó de la presunta comisión de los delitos de blanqueo de capitales y peculado al exministro Suárez y al exjefe de Operaciones del Ministerio de Obras Públicas Jorge Churro Ruiz; al abogado Mauricio Cort y a otras 11 personas.

Una auditoría de la Contraloría General de la República de 2017 reveló que el contrato de la fase II del Corredor Vía Brasil tuvo un sobreprecio de $ 41.7 millones.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL