Ciencia

Gorgas: Transmisión de Covid-19 obedece a conducta social

Gorgas: Transmisión de Covid-19 obedece a conducta social
La vigilancia genómica del virus muestra que ha cambiado como lo hace globalmente y es bastante estable, y está aprovechando las ocasiones de contacto social para transmitirse efectivamente. Elysée Fernández

Está claro. Análisis genómicos del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (Icges) lo confirman: la alta transmisión del nuevo coronavirus que se registra en las últimas semanas no se debe a que los tipos del virus SARS-CoV-2 que circulan en el país sean más agresivos o fuertes ni a una condición propia del país. Se debe al comportamiento social.

Alexander Martínez, jefe del departamento de Investigación de Genómica y Proteómica del Icges, explicó que el virus en Panamá es similar al de otros países y ha cambiado tanto como lo ha hecho globalmente. Es bastante estable y, como se dijo, los cambios en su genoma no guardan relación con el número de contagios que se reporta a diario.

Según Martínez, en Panamá el virus aprovecha las ocasiones de contacto social para transmitirse efectivamente, por lo tanto, como afectados, si no lo detenemos estableciendo medidas de contención, seguirá con su exitoso recorrido.

Durante los meses de pandemia, los científicos del Gorgas hicieron análisis en dos períodos diferentes que permiten concluir que en Panamá hay actualmente 16 linajes (clasificación de la diversidad del virus).

En el primer período de investigación (del 9 de marzo al 15 de abril) se identificaron 10 linajes, y en el segundo (entre el 15 abril y el 16 de junio) otros 6.

Los análisis demuestran que en el país –así como en el resto del mundo– el linaje B del SARS-CoV-2 ha desplazado al linaje A.

El linaje o tipo A del virus fue el primero que se descubrió al inicio de la pandemia, en China. Luego fue identificado un segundo linaje o tipo, el B, que se esparció más a nivel mundial.

En el Gorgas se han secuenciado 534 muestras de pacientes con Covid-19 –de unas 800 que se han intentado– para obtener el genoma.

Gorgas: en Panamá existen 16 linajes del SARS-CoV-2

Con el fin de entender más el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, que originó la pandemia de Covid-19, científicos del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (Icges) han secuenciado 534 muestras de pacientes para obtener el genoma completo del nuevo virus.

Durante los meses de pandemia, en dos períodos diferentes llevaron adelante investigaciones que han permitido concluir que actualmente hay en Panamá 16 linajes (clasificación de la diversidad del virus).

Alexander Martínez, jefe del departamento de Investigación de Genómica y Proteómica del Icges, explicó que en el primer período de investigación (del 9 de marzo al 15 de abril) se identificaron 10 linajes, y en el segundo (entre el 15 abril al 16 de junio) otros 6 (ver gráfica).

Los datos obtenidos en los estudios han permitido identificar linajes presentes en España, Italia y Estados Unidos, entre otros países.

En Panamá, también hay un linaje de origen local, es decir, que llegó, se estableció y mutó fijando cadenas de transmisión efectiva en la población, conocido hace unos meses como el A2PAN y ahora denominado A.2.1.

La secuencia del genoma es importante por cuatro razones: proporciona información independiente de los orígenes de la epidemia y nuevos linaje; permite conocer la fuente de transmisión de un infectado; brinda datos de la dinámica epidémica de enfermedades pasadas; y da luz sobre la adaptación del patógeno en la población.

En el Gorgas se han secuenciado 534 muestras de pacientes –de unas 800 que se han intentado– y de ellas 414 con una alta cobertura (eso es más de 27 mil 500 pares de bases del genoma total, que es de 29 mil 903 pares de bases).

Martínez detalló que una de las razones del aumento de los linajes es el muestreo, ya que generalmente en este tipo de estudios siempre hay linajes que no se detectan inicialmente por falta de muestreo, y en el segundo período se incluyeron muestras de pacientes de varias áreas geográficas del país.

Los análisis del equipo de investigadores demuestran que el linaje B del SARS-CoV-2 ha desplazado al linaje A en el país. “También, en el resto del mundo se ha observado que el linaje B ha ido desplazando al A. Aún hay un intenso debate en este tema a nivel mundial”, subrayó el científico.

El linaje o tipo A del virus fue el primero que se descubrió al inicio de la pandemia, en China. Luego fue identificado un segundo linaje o tipo, el B, que se esparció más a nivel mundial.

Martínez añadió que también están recolectando muestras para hacer los análisis de los meses subsiguientes a junio, pero están pendientes los fondos para completar los reactivos.

La variante G614

Respecto a la variante G614 del genoma del nuevo coronavirus que ha mejorado su capacidad de infectar las células humanas y se ha convertido en la cepa dominante que circula en el mundo, Martínez enfatizó que en Panamá su proporción es de 27.5% de marzo a junio, pero hay que contemplar que se puede dar un sesgo y ese número puede ser muy alto, por ello es necesario seguir la vigilancia genómica.

La variante G614 del virus se ha convertido en la cepa dominante poco después de su aparición. La nueva versión parece multiplicarse más rápido en el tracto respiratorio superior (nariz, senos paranasales y garganta), lo que explicaría por qué se transmite más fácilmente, según el estudio científico.

Así lo explicó un estudio publicado en la revista Cell el pasado 2 de julio, que muestra que la cepa mutada es más infecciosa en cultivos celulares en condiciones de laboratorio.

Los científicos del Laboratorio Nacional de Los Álamos, en Nuevo México, y la Universidad de Duke, en Carolina del Norte (Estados Unidos), en colaboración con el grupo de investigación Covid-19 Genomics UK de la Universidad de Sheffield (Reino Unido), analizaron las muestras de genoma publicadas en GISAID, un recurso internacional para compartir secuencias genómicas entre investigadores de todo el mundo, para llegar a esas conclusiones.

Otros análisis

Aparte de la vigilancia genómica y de la realización diaria de pruebas de diagnóstico, los investigadores del Gorgas se han encargado de probar 17 métodos distintos de la prueba por reacción en cadena de la polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés) para detectar SARS-CoV-2 y todos han funcionado bien. Incluso, varios tienen registro comercial y son utilizados en otros laboratorios de la red.

Así lo explicó Sandra López Vergés, jefa del departamento de Investigación de Virología y Biotecnología del Icges, quien precisó que también han evaluado 50 kits para la detección de anticuerpos y antígenos.

Ambos temas fueron abordados en la jornada virtual de actualización científica “Avances de investigaciones virológicas e inmunológicas sobre SARS-CoV-2”, organizada por el Gorgas.

Edición Impresa