Odebrecht

Identifican más transacciones sospechosas en el proceso seguido a los Martinelli Linares en Nueva York

Identifican más transacciones sospechosas en el proceso seguido a los Martinelli Linares en Nueva York
Luis (Izq.) y Ricardo Martinelli Linares, en Guatemala. Archivo-AFP

El Federal Bureau of Investigation (FBI) ha identificado más transacciones sospechosas en la queja criminal que presentó contra Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares, quienes enfrentan cargos por presunta conspiración para lavar dinero relacionado con Odebrecht, en una corte en Nueva York (NY).

El agente especial del FBI Michael Lewandowski enumera cinco transacciones financieras en un documento que entregó a la corte el pasado lunes y que es una enmienda a la queja original que fue presentada el 27 de junio pasado.

Los hermanos están detenidos en Guatemala desde hace 16 días, mientras se define su extradición a Estados Unidos.

El FBI identifica más dinero ligado a los Martinelli Linares

El Federal Bureau of Investigation (FBI) de Estados Unidos amplió la queja criminal que presentó el pasado mes contra Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares: originalmente, la agencia informó que los hechos investigados habrían ocurrido entre agosto de 2009 y enero de 2014, pero ahora resulta que las transacciones bajo escrutinio se extienden hasta septiembre de 2015, más de un año después de culminado el gobierno de Ricardo Martinelli Berrocal.

Así consta en un documento (amended complaint) que Michael Lewandowski, agente especial de la Unidad de Corrupción Internacional del FBI, presentó el pasado lunes en la Corte de Distrito Este de Nueva York, donde los Martinelli Linares enfrentan cargos por presunta conspiración para lavar dinero, relacionada con los sobornos de Odebrecht.

El documento es una enmienda a la queja que Lewandowski presentó a la corte el 27 de junio pasado y que no fue divulgada si no hasta el 6 de julio, cuando Ricardo Alberto y Luis Enrique fueron detenidos en Guatemala, a solicitud de Estados Unidos, en momentos en que esperaban un avión privado que los llevaría de vuelta a Panamá.

Desde entonces, los hermanos están en una prisión militar de ese país, a la espera de que se defina su eventual extradición a Estados Unidos.

Identifican más transacciones sospechosas en el proceso seguido a los Martinelli Linares en Nueva York
Luis Enrique (Der.) y Ricardo Alberto Martinelli Linares fueron detenidos en Guatemala el 6 de julio de 2020 y desde entonces están en una prisión militar, a la espera de que se defina su extradición a Estados Unidos. Archivo

Según la investigación del FBI, los dos hijos del expresidente habrían participado como “intermediarios” en la recepción y pagos de sobornos por $28 millones, “bajo la dirección de Odebrecht”.

Los pagos habrían beneficiado a un funcionario panameño, cuyo nombre no ha sido anotado en los documentos divulgados hasta ahora (la mayoría se encuentra sellado por orden del juez federal Robert Levy). No obstante, ese funcionario es descrito como “un oficial con un altísimo cargo en el gobierno de Panamá” entre 2009 y 2014, periodo que corresponde al mandato presidencial de Martinelli Berrocal, y, además, “familiar cercano” de los dos acusados.

La documentación aportada por Lewandowski menciona que los pagos habrían ocurrido entre agosto de 2009 –un mes después de la toma de posesión de Martinelli Berrocal– y septiembre de 2015, por lo menos, y se habrían canalizado a través del manejo de cuentas bancarias “secretas”, a nombre de sociedades fantasma o shell companies, en Bahamas o Islas Vírgenes Británicas. Estas transacciones fueron realizadas, “a sabiendas de que representaban el producto de alguna actividad ilegal” y con intención de ocultar su naturaleza, fuente y beneficiario, según la enmienda presentada el lunes.

En ese documento, se detallan cincos transacciones sospechosas, que ilustran “el rol de los acusados en el esquema de sobornos de Odebrecht”. De esas cinco transacciones, dos estaban en la queja original; tres fueron agregadas en la enmienda.

Por ejemplo, se detalla que el 12 de noviembre y el 10 de diciembre de 2013, los dos hermanos habrían transferido $899,978.32 y $30,887.21, respectivamente, desde una institución financiera localizada en Suiza a un banco estadounidense que mantenía cuentas corresponsales en Nueva York.

A Luis Enrique Martinelli Linares se le vincula, además, a dos transferencias: una, el 11 de febrero de 2013, por $346,500, y otra, el 26 de agosto de 2015, por $570 mil, realizadas ambas desde un banco suizo a un banco estadounidense con cuentas en Nueva York, y de ahí –por último– a cuentas en New Jersey y Florida, respectivamente.

El FBI maneja información de un broker de Nueva York que indica que los $346,500 transferidos el 11 de febrero de 2013 son parte del pago para la compra de un yate.

En cuanto a los $570 mil remitidos el 26 de agosto de 2015, los registros de transacciones de propiedad indican que corresponden al abono de un apartamento en Miami, Florida, a nombre de una sociedad, en beneficio de Luis Enrique.

Bajo la lupa también se encuentra un depósito de $350 mil realizado el 27 de julio de 2010, desde la cuenta en Portugal de una sociedad offshore controlada por Odebrecht, a una cuenta bancaria en Suiza y, de ahí, a otra cuenta en Nueva York.

Aunque aún se desconoce el contenido del indictment formal, el Departamento de Justicia estadounidense ya informó que los hermanos enfrentan, cada uno, un cargo por presuntamente conspirar para lavar dinero producto de los sobornos que Odebrecht confesó haber pagado.

En Panamá, el expresidente y sus dos hijos son requeridos para indagatoria por la Fiscalía Especial Anticorrupción, que desde el año 2017 investiga las coimas que Odebrecht pagó en el país.

El Segundo Tribunal Superior de Justicia benefició a los hijos con fianzas de $2 millones, cada uno. En cuanto al padre, no ha acudido a indagatoria y lo último que se supo es que presentó una incapacidad médica por 60 días, vigente hasta principios de septiembre próximo.

Edición Impresa