EPIDEMIOLOGÍA

Indicadores emiten señales de una tercera ola de la Covid-19

Indicadores emiten señales de  una tercera ola de la Covid-19
La semana epidemiológica cerró con 4 mil 521 nuevos contagios de la Covid-19, y una positividad de 6.3%. Las defunciones disminuyeron a 26; la semana anterior fueron 41. Elysée Fernández

Los indicadores epidemiológicos y diagnósticos de la pandemia muestran señales de la llegada de una tercera ola de la enfermedad Covid-19 en el país. La primera señal emitida es el incremento sostenido de contagiados, superando los 3 mil casos confirmados por semana durante las últimas cuatro semanas consecutivas.

Los informes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el Ministerio de Salud (Minsa) detallan que desde la semana epidemiológica 19 (del 9 al 15 de mayo) hasta la 21 (del 23 al 29 de mayo) los casos han superado los 3 mil, y la semana 22 (del 30 de mayo al 5 de junio) se contabilizaron 4 mil 521 nuevos contagios. Es decir, que en esta última semana hubo 867 casos más que en la anterior cuando se contabilizaron 3 mil 654 (ver gráfica).

Indicadores emiten señales de  una tercera ola de la Covid-19
Gráfica de casos.

La situación se origina luego de que a partir de la semana epidemiológica 6 (del 7 al 13 de febrero) el país presentó una desaceleración en la transmisión de la enfermedad, con una tendencia a la progresiva disminución en la confirmación de casos semana a semana. Esta tendencia se mantuvo hasta la semana 16 (del 18 al 24 de abril).

Otro indicador clave en el manejo de la pandemia es el porcentaje de positividad, el cual ha estado por arriba de 5% en las últimas cuatro semanas, luego de seis semanas de marcar por debajo de ese porcentaje, que es el máximo recomendado por la Organización Mundial de la Salud para que no se convierta en una situación crítica el manejo de la pandemia.

De hecho, el porcentaje de positividad del pasado 4 de junio alcanzó el 7.2%, luego de que el 5 y 6 de junio fue de 6.7% y 6.8%, respectivamente, según los informes de epidemiología del Minsa.

Indicadores emiten señales de  una tercera ola de la Covid-19
Casos de positividad.

Aumento desigual

Arturo Rebollón, epidemiólogo y especialista en salud pública, indicó que la actual aceleración de nuevos casos se puede medir con el incremento de personas internadas en las unidades de cuidados intensivos (UCI).

En ese sentido, los informes epidemiológicos revelan que esta semana cerró con 20 personas más en las UCI que la semana anterior (del 23 al 29 de mayo), cuando había 48 pacientes hospitalizados.

Durante esta última semana se reportaron 428 hospitalizados (360 en sala y 68 en UCI).

Rebollón remarcó que del total que está en UCI, entre el 30% y el 50% puede morir, por lo que es muy importante mantener la prioridad de seguir protegiendo a los sanos y evitar las defunciones.

El epidemiólogo y especialista en salud pública especificó que el crecimiento de casos que se está registrando no es parejo en todas las áreas.

Añadió que en la provincia de Panamá los casos están en crecimiento en los corregimientos usuales: San Francisco, 24 de Diciembre, Bella Vista, Tocumen y Juan Díaz.

Jorge Luis Prosperi, especialista en salud pública, manifestó que aunque el promedio de defunciones no ha aumentado, tampoco ha disminuido, y las hospitalizaciones, tanto en salas como en unidades de cuidados intensivos comienzan a mostrar una preocupante tendencia al aumento.

Sostuvo que hasta hace unos días el aumento era más intenso en las provincias de Chiriquí y Veraguas, pero ha comenzado a disminuir producto de las medidas implementadas por el Minsa. Ahora comenzó a verse un incremento claro en la provincia de Panamá.

Medidas adoptadas

El pasado 1 de junio, el Minsa presentó un nuevo plan para disminuir o retrasar el riesgo de una tercera ola de la Covid-19 en Panamá. Este fue elaborado por el Gobierno Nacional, basándose en la experiencia del manejo de la pandemia y buscando un balance entre la salud de la población y la economía, con la finalidad de disminuir la velocidad de contagio y evitar o frenar las muertes por este virus.

Nadja Porcell, directora general de salud pública del Minsa, explicó que el plan de prevención que se llevará a cabo en todas las provincias está basado en cinco indicadores: positividad mayor de 5%, incremento sostenido de la incidencia por más de dos semanas, disponibilidad de camas en UCI y en la unidad de cuidados respiratorios especiales (UCRE) menor o igual al 15%, disponibilidad de camas en sala menor o igual al 20% y Rt (número reproductivo efectivo de casos) mayor de 1.

Además, el Gobierno publicó en Gaceta Oficial el Decreto Ejecutivo No. 780 a través del cual se establecen nuevas medidas de toque de queda para las provincias de Panamá, Chiriquí y Veraguas, a la vez que se dictan otras disposiciones.

El documento indica que para los distritos de Panamá y San Miguelito se estableció, a partir de ayer, un toque de queda de lunes a domingo, de 10:00 p.m. a 4:00 a.m., mientras que el cierre de los comercios será a las 9:00 p.m.

En el distrito de Panamá se exceptúa de esta norma el corregimiento de San Felipe; y en el distrito de Taboga, los corregimientos de Taboga cabecera, Otoque Occidente y Oriente, que mantendrán el toque de queda desde las 12:00 a.m. hasta las 4:00 a.m.

El artículo 2 del citado decreto indica que para los distritos de Cañazas, Montijo, Calobre, Santa Fe, Mariato y Río de Jesús, en la provincia de Veraguas, estará vigente, a partir del lunes 7 de junio, un toque de queda, de lunes a domingo, de 12:00 a.m. a 4:00 a.m. El mismo horario aplica para el distrito de Remedios, en la provincia de Chiriquí.

En los últimos días, las autoridades del Minsa han planteado que Panamá está ante el inicio de una tercera ola de Covid-19.

Edición Impresa