COMICIOS 2019

Una jornada llena de civismo

Una jornada llena de civismo
Una jornada llena de civismo

La gran fiesta electoral de los panameños empezó ayer domingo más lenta que de costumbre. Por la carretera Interamericana circulaban pocos autos, desde y hacia la ciudad capital, al tiempo que en poblados como Penonomé, Capira y La Chorrera las personas se aglomeraban en las paradas para esperar un transporte que brillaba por su ausencia. En la ciudad capital, el día también empezó a cuentagotas.

A las 7:00 a.m., hora en que el Tribunal Electoral (TE) había estipulado el inicio de los comicios, en el circuito 8-10, que comprende los corregimientos 24 de Diciembre, Las Garzas, Pedregal, Mañanitas, Pacora, San Martín y Tocumen, las filas apenas empezaban a desperezarse.

En el Instituto Profesional y Técnico Jeptha B. Duncan, de Pacora, en el que ejercieron su derecho al voto 15 mil 382 electores en 33 mesas, la votación se retrasó en 2 mesas por falta del padrón electoral.

Peor suerte corrieron los votantes de la Escuela Ricardo J. Alfaro, en Tocumen, donde la falta del padrón y lo estrecho de los pasillos demoraron por más de dos horas la votación. En este centro escolar se establecieron 30 mesas de votación para 10 mil 535 electores.

Una jornada llena de civismo
Una jornada llena de civismo

En tanto, en la Escuela Emperatriz Taboada, en La Siesta de Tocumen, también hubo dificultades con el padrón y activistas del Partido Revolucionario Democrático (PRD) denunciaron que afuera del centro se hacía proselitismo político.

Al mediodía bajó el flujo de votantes, lo cual fue aprovechado por miembros de la Policía Nacional para votar.

En Panamá Oeste, distrito de Arraiján, la mayoría de los electores del circuito 8-1 tenía 30 años o más, y se notó, al menos en la mañana, poca presencia de jóvenes.

Presidente Varela reacciona ante elecciones

El presidente de la República, Juan Carlos Varela, afirmó ayer que todos los panameños tienen que respaldar a quien resulte ganador de la elección presidencial. “Hoy es solo una elección, el país lo tenemos que seguir construyendo juntos a partir de esta noche, apoyando a quien gane la elección. Sí le hago un llamado a la población, a quien sea el ganador, que el país lo respalde, porque la victoria de un presidente es la victoria de un país”, afirmó el presidente Varela.



Uno de los diputados más cuestionados de la Asamblea Nacional, el panameñista Gabriel Panky Soto, quien reveló que tuvo que hacer uso del engaño para atraer a sus electores en la pasada contienda, fue uno de los primeros votantes en la Escuela Stella Sierra.

Arisco, Soto no quiso que le tomaran fotografías y optó por entrar por una puerta trasera del centro educativo al momento en que divisó a los periodistas apostados en el lugar.

En la entrada del Centro Básico de Nuevo Chorrillo había activistas de diferentes grupos políticos, por lo que un delegado del Tribunal Electoral, con el apoyo de agentes de la Policía Nacional, despejaron el área para agilizar el movimiento de las personas que asistieron a ejercer su derecho al voto.

Otro de los colegios más concurridos en Panamá Oeste fue la Escuela Guillermo Andreve, en la que también delegados del Tribunal Electoral y de la Policía Nacional hicieron la misma operación de desalojo de las entradas.

En el centro educativo de Vista Alegre, una de las que se encontraba desde tempranas horas del día era la candidata y actual diputada del Partido Revolucionario Democrático (PRD) Rosa Canto.

Al preguntarle sobre los escándalos de las planillas de la Asamblea Nacional y las donaciones, respondió que es falso que haya apoyado a familiares.

“Eso es falso, eso es mentira, tal como ha pasado con este gobierno de mentirosos, que se ha dedicado a difamar a buenas personas”, dijo.

Una jornada llena de civismo
Una jornada llena de civismo

Quejas

En Capira, Edgardo Zelaya, suplente a diputado del candidato por la libre postulación Giovanni Miranda, en el circuito 8-2, denunció la ausencia de autoridades del Tribunal Electoral en el inicio de la jornada electoral en el centro de votación Federico Boyd.

“Todas estas irregularidades están manejadas por Yanibel Ábrego”, afirmó, al tiempo que también denunció la entrega de bolsas de comida.

Ábrego se defendió alegando que solicitó a la Fiscalía Electoral que inspeccionara su centro de campaña para que se percatara de que no estaba repartiendo bolsas de comida.

Otra queja que se dio en el circuito 8-1 fue la Darlene Castillo, de 18 años de edad. La joven, que por primera vez estaba lista para ejercer su derecho al voto, no lo pudo hacer porque le informaron que no estaba registrada.

“Ha sido un duro golpe para mí no haber podido ejercer mi derecho al voto por no haber aparecido en las listas de votantes, pues según el Tribunal Electoral no fui registrada, situación que no llego a comprender por haber recibido mi cédula el día 7 de noviembre de 2018. Esto viola mi derecho a elegir y mi intención de votar por candidatos independientes”, sostuvo.

Por su parte, la Comisión de Justicia y Paz de la Iglesia católica informó que, en términos generales, el proceso electoral se desarrolló en un ambiente de civismo y con una gran afluencia de ciudadanos, en el periodo comprendido desde las 7:00 a.m. hasta las 12:00 mediodía.

No obstante, indicó que hubo algunos incidentes que fueron reportados por sus observadores electorales, aunque no pusieron en duda la transparencia del proceso.

El organismo detalló que los incidentes ocurrieron en las escuelas Naciones Unidas, El Progreso, Instituto Profesional y Técnico de La Chorrera, Moisés Castillo Ocaña, Colegio José Dolores Moscote y Nuestra Señora del Carmen.

En San Miguelito, en la Escuela Don Bosco, había de cuatro a seis mesas fuera del centro de votación.

Una jornada llena de civismo
Una jornada llena de civismo

Mientras, en una mesa de escrutinio del Instituto José Dolores Moscote se le entregó a una adulta mayor una papeleta marcada con el gancho en una casilla de un candidato. Al denunciar el hecho, se le entregó una nueva papeleta sin marca y se anuló la otra.

Por otro parte, en el Colegio Panamá School le fue anulado el voto a un ciudadano que, en el acto de sufragio, fotografió la papeleta con su celular y la mostró en el recinto.

El interior del país tampoco quedó exento de anomalías: en Antón, Coclé, las votaciones se iniciaron con retraso, a las 10:00 a.m., debido a que no había luz.

Más temprano, en Penonomé, provincia de Coclé, y en Veracruz, provincia de Panamá Oeste, los 50 metros que deben existir entre los miembros de mesas y las áreas reservadas para ejercer el voto no se habían establecido.

En Sonadora, Coclé, no dejaban votar a las personas con su distintivo de los partidos políticos.

La Comisión de Justicia y Paz informó que en la Escuela Rayito de Luz, en Nuevo México, hubo una mesa que cambiaron de lugar a la Capilla Juan Diego, pero no avisaron a los electores.

Había de poca a nula presencia de representantes y delegados del Tribunal Electoral, e incluso sin identificación, y tampoco estaban prestando el servicio de verificación de las mesas de votación a los ciudadanos.

La Comisión de Justicia y Paz desplegó mil 500 observadores y voluntarios, distribuidos en 450 centros de votación en todo el país.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL