ALIANZAS

La trama detrás de los pactos para el Parlacen

La trama detrás de los pactos para el Parlacen
Panamá tiene 20 diputados en el Parlacen, cuya sede está en Guatemala. Archivo

La creación de un partido político y varios acuerdos secretos permitieron que, en 2019, Luis Enrique y Ricardo Alberto Martinelli Linares aparecieran dentro del listado de diputados al Parlamento Centroamericano (Parlacen).

El 28 de febrero de 2018, un año y tres meses antes de las elecciones generales, la agrupación Alianza, creada por el entonces diputado de Cambio Democrático (CD), José Muñoz, se constituyó en un partido político. Esto permitió que participara en los comicios del 5 de mayo de 2019.

Alianza hizo un trato con CD, partido fundado por Ricardo Martinelli Berrocal en 1998, pero que hoy preside Rómulo Roux, para postular a los diferentes cargos de elección popular. Ese acuerdo incluyó a los puestos en el Parlacen.

Por esos días, el grupo que apoyaba al expresidente Martinelli para recuperar el partido estaba enfrentado con la corriente interna que llevó a Roux al máximo cargo en CD. Pese a ello, hubo una tregua y lograron acuerdos.

La estrategia

Para febrero de 2019, el Partido Revolucionario Democrático, el Panameñista, el Partido Popular, el Movimiento Liberal Republicano Nacionalista (Molirena), CD, Alianza, el entonces Frente Amplio Por la Democracia y dos candidatos presidenciales independientes ya habían anunciado sus postulados para el Parlacen. La mayoría escogida a dedo. Solo Ricardo Lombana, quien llegó a la contienda por la libre postulación, se negó a nominar representantes al foro regional.

Aunque hubo cuestionamientos debido a que en las listas de los colectivos aparecían nombre de figuras vinculadas a supuestas irregularidades, algunos con casos pendientes en el Ministerio Público, y allegados a los presidentes y secretarios de los partidos, nadie impugnó ninguna de las candidaturas presentadas al Parlacen.

Para lograr una curul en ese parlamento, es importante estar entre los primeros de la lista, ya que la elección se hará de acuerdo al orden en que postula cada partido, y después de que se conozca el porcentaje de votos que logró cada candidato presidencial. De hecho, el Código Electoral dice: “no habrá boleta de votación para la elección de diputados al Parlamento Centroamericano”, es decir, que los diputados son elegidos por el elector cuando vota para presidente de la República.

Por ello, los partidos acomodaron en los primeros lugares a los que les interesaba que salieran electos. Eudocio “Pany” Pérez, (ya fallecido), que para entonces era alcalde de La Villa, Los Santos, fue el suplente del que estaba de primero en la lista del PRD. Pérez, en ese momento, estaba vinculado al caso “El Gallero”, pero después fue declarado no culpable, junto a otras 14 personas, en octubre de 2019. Rubén De León, expresidente de la Asamblea Nacional, señalado por irregularidades en contratos y planillas del Legislativo, fue el tercero de la lista.

En CD hacía ruido que Ricardo Martinelli Linares estuviera de tercero en la lista, como diputado suplente de Carlos Outten, pese a que era mencionado en varios casos judiciales, como Odebrecht y Blue Apple. Su madre, la exprimera dama Marta Linares de Martinelli, aparecía entre los postulados como suplente en la posición número ocho de la lista.

Mientras que Giselle Burrillo, exjefa de la Autoridad de la Micro, Mediana y Pequeña Empresa, vinculada a contratos supuestamente irregularidades, figuraba de quinta. Por CD también fue postulada (de segunda en la lista) Jackeline Muñoz, vicepresidenta de Alianza e hija de José Muñoz; así como Luz Margarita Vásquez, secretaria de Alianza, quien fue colocada de cuarta.

Por su parte, Alianza postuló de número uno a Héctor Valderrama, con Luis Enrique Martinelli Linares -que está inscrito en CD- como suplente.

Ahora, al calor del debate por la juramentación de los hermanos Martinelli Linares, en el Parlacen, desde la directiva de CD aseguran que ellos solo cuenta con cinco diputados en el Parlacen y no siete, pues dos forman parte del partido Alianza.

Basan su posición en el último párrafo del artículo 403 del Código Electoral, referente a la elección de dos o más concejales: “Para la adjudicación del puesto por residuo (...)pero en todo caso la curul se asignará al partido al cual pertenece el candidato, teniendo presente que un partido solo podrá obtener una sola curul por residuo”. No obstante, el artículo 461 de la ley electoral que establece cómo se postula y se asignan las curules al Parlacen, no menciona este caso. Se desconoce si existe algún decreto electoral o interpretación de algún artículo del Código Electoral que hable del tema.

Algo similar ocurrió en el Panameñista. José Ramos llegó al Parlacen con la bandera de ese partido, pero milita en el Popular.

Para el politólogo Richard Morales, las alianzas que fraguan los partidos son “oportunistas”, a fin de repartirse espacios en el Estado, “pues la distribución se da en función de la cantidad de votos que calculan pueden obtener, a través de sus redes clientelares”.

Edición Impresa