VIGILANCIA GENÓMICA

Las variantes de la Covid-19 ganan terreno en Panamá

Las variantes de la Covid-19 ganan terreno en Panamá

Las cuatro variantes de preocupación del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 —causante de la enfermedad Covid-19— que hay en el mundo han sido detectadas en Panamá por los científicos del departamento de Investigación de Virología y Biotecnología y el departamento de Investigación en Genómica y Proteómica del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (Icges).

Las variantes detectadas en el país son: sudafricana B.1.351, brasileña (P.1 y P.2), inglesa B.1.1.7 y la californiana B.1.427/B.1.429. La sudafricana fue identificada en un viajero que fue aislado y no hubo mayor problema; mientras que de la variante brasileña (P.1 y P2) se han confirmado 12 casos, de los cuales 9 son del linaje P.1 y 3, del P.2, mientras que hay otros casos en estudio.

Además, en el Gorgas se ha detectado un caso con el linaje británico y otro con el californiano. En total, son 15 los casos con estas nuevas variantes en el país.

Los nuevos linajes son motivo de alarma entre la comunidad científica, ya que son más transmisibles que las variantes originales del coronavirus SARS-CoV-2.

La mayoría de los casos detectados en Panamá es del linaje brasileño P.1, que se caracteriza por ser de 1.4 a 2.2 veces más transmisible que las variantes originales del virus.

Otro aspecto que inquieta de este linaje es la presencia de tres mutaciones en el dominio de unión a receptor de la proteína Spike (K417T, E484K y N501Y), y el aumento de reinfecciones en el lugar donde se sospecha que se originó esta variante, señaló Alexander Martínez, jefe del Departamento de Investigación en Genómica y Proteómica del Icges.

Estudios en laboratorio

Los científicos del Gorgas también realizan en el laboratorio de bioseguridad nivel 3 experimentos de inmunología para evaluar la eficacia de las vacunas y monitorear la sensibilidad de las pruebas diagnósticas.

Así lo confirmó Jean Paul Carrera, virólogo y epidemiólogo del Icges, quien dijo que en el laboratorio hacen experimentos con el virus y el suero (componente de la sangre) de las personas que fueron vacunadas o presentaron la infección con el fin de conocer si este suero neutraliza o inhibe la capacidad del virus de crecer en cultivo de células.

Añadió que el equipo de científicos evalúa el crecimiento de células mediante la observación del efecto citopático, es decir, un cambio en la morfología de las células que indica el crecimiento del virus.

Los primeros resultados con la variante P.1 muestran un 75% de efecto citopático luego de dos días, lo que significa que el virus fue capaz de generar un cambio de un 75% del total de las células en dos días. El virus se multiplica bastante rápido concluyó Carrera.

En el Gorgas secuencian unos 100 genomas por mes, de los cuales el 60% se realiza de un muestreo aleatorio de casos reportados en áreas con una alta transmisión del virus, y el otro 40%, de otros sitios.

Edición Impresa