INFRAESTRUCTURA

Línea 12, la obra bajo continua sospecha que desató la tragedia

Línea 12, la obra bajo continua sospecha que desató la tragedia
Área en donde se produjo el accidente la noche de lunes.AFP

El accidente en la Línea 12 del metro de Ciudad de México, que dejó al menos 23 muertos y unos 80 heridos, corona un historial de fallas que han marcado la obra.

Este tramo, también llamado Línea Dorada, costó unos $1,200 millones y tiene una longitud de 24.5 km.

La vía fue inaugurada el 30 de octubre de 2012 por el actual canciller mexicano, Marcelo Ebrard, quien entonces era alcalde de la ciudad y hoy es visto como un potencial candidato en las presidenciales de 2024.

Desde el inicio de las operaciones se detectó un desgaste en las vías y en las ruedas de los trenes, por lo que el gobierno capitalino ya encabezado por el sucesor de Ebrard, Miguel Mancera, suspendió el servicio en 12 estaciones en marzo de 2014. Un estudio pedido por Mancera concluyó que hay problemas en el diseño, operación y mantenimiento.

En 2015, ante una comisión investigadora del Congreso, Ebrard se deslindó de las fallas. Tras el siniestro del lunes, en el que un tramo del elevado colapsó y varios vagones se desplomaron, Ebrard dijo que está a disposición para la pesquisa, “todo lo que sea necesario. Entiendo que hay muchas motivaciones de orden político”.

Claudia Sheinbaum, alcaldesa de la capital, dijo que la tragedia se produjo por la ruptura de una viga del viaducto, y anunció que se realizará un peritaje externo.

Los problemas en la Línea 12 continuaron luego del sismo de magnitud 7.1 que golpeó a México en 2017. Tras el terremoto, seis estaciones registraron afectaciones y fueron cerradas.

El líder del sindicato de trabajadores del metro dijo que ingenieros reportaron fallas en varias ocasiones, y que a diferencia de otras líneas de metro, la 12 recibe mantenimiento de una firma externa. Pero la alcaldesa aseguró que todos los días se le da mantenimiento.

Edición Impresa