COVID-19

Lineamientos de seguridad sanitaria guiarán el retorno

Lineamientos de seguridad sanitaria guiarán el retorno
Las empresas deberán establecer un mecanismo para detectar oportunamente a trabajadores sintomáticos y asintomáticos, implementar el uso de mascarillas, así como limpiar y desinfectar áreas y superficies frecuentemente.Pastor Morales


El Ministerio de Salud (Minsa) publicó los lineamientos sanitarios que deben cumplir las empresas para poder regresar a la “nueva normalidad” que impone el virus SARS-CoV-2.

Es un documento de 25 páginas dirigido a los productores, distribuidores y consumidores, a la micro, mediana y gran empresa, así como a sus clientes, para mitigar la expansión del virus cuando se levante la cuarentena.

Las autoridades del Minsa plantean que si los empresarios, trabajadores y clientes cumplen con los lineamientos se puede prevenir la propagación de la enfermedad Covid-19 durante el retorno “ordenado, gradual y seguro” al trabajo.

Un aspecto importante con el que deberán cumplir los agentes económicos y empresas estatales es la conformación del Comité especial de salud e higiene para la prevención y atención del Covid-19, el cual se encargará de garantizar que se cumpla con los parámetros establecidos por el Minsa y que deberá conformarse con dos y hasta seis personas de una entidad o empresa.

Entre las responsabilidades que tendrá este equipo está el detectar oportunamente a trabajadores sintomáticos y asintomáticos por Covid-19, para lo cual tendrán que fijar la periodicidad con la cual aplicarán pruebas y reportarán a las autoridades de salud cualquier caso con síntomas de la infección, entre otros, aspectos relacionados con la vigilancia de la enfermedad.

Además, es responsable de garantizar que el personal utilice las mascarillas y haga higiene de manos; y de educar en la etiqueta respiratoria, por mencionar algunas de las medidas que deberán cumplirse en adelante.

Preparación

La elaboración de los lineamientos de Covid-19 que se deben cumplir para garantizar la apertura de los sectores económicos conllevó también la preparación de las autoridades regionales del Minsa, para que vigilen el cumplimiento de las disposiciones.

El director de la Región de Salud de Panamá Oeste, Ismael Vergara, dijo que sostienen reuniones para preparar a los funcionarios que se encargarán de supervisar a las empresas cuando el Minsa autorice su apertura.

Añadió que no cuentan con personal adicional para realizar esta labor, pero como en otras ocasiones tomaron los correctivos necesarios para encargarse de la supervisión de las empresas.

Mientras, la Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de Panamá (Cciap) planteó que el Gobierno Nacional dio un gran paso al presentar los lineamientos sanitarios generales para la reapertura de empresas post Covid-19, y la guía sanitaria para las operaciones post infección para ventas al por menor con modalidad en línea de entrega a domicilio.

Estos lineamientos, indica el gremio empresarial, son importantes para que las empresas vayan preparándose en el proceso de apertura gradual.

Para Cciap, en la empresa privada, el Covid-19 romperá paradigmas y maneras de actuar para todos alrededor del mundo, sobre todo en los aspectos de salud, operatividad y ejecución.

Agregaron que no todos los negocios tendrán la capacidad de reactivarse en la misma medida, que algunos lo harán más lento que otros, dependiendo del impacto que hayan tenido.

Xavier Sáez-Llorens, infectólogo y miembro de la Comisión Asesora por Coronavirus del Minsa, sostuvo que las empresas tendrán que capacitar a su personal y crear comités de bioseguridad para que estén pendiente de casos, así como de sus contactos.

Dijo que la capacitación también podría incluir la toma de muestras a los compañeros de trabajo para su respectivo análisis.

Sáez-Llorens manifestó que es muy importante que una persona, cuando presenta síntomas, no acuda a trabajar para evitar que contagie al resto de los compañeros.

Los efectos del nuevo coronavirus y la implementación de medidas para evitar su propagación están propiciando una readecuación de los criterios de convivencia y movilidad.

(Con información de Aleida Samaniego C.)