CIUDADANÍA

La metamorfosis de la Concertación Nacional

La metamorfosis de la Concertación Nacional
La metamorfosis de la Concertación Nacional

Por estos días, todos hablan de la Concertación Nacional para el Desarrollo, el organismo que se encargó de consensuar el proyecto de ley para reformar la Constitución Política y que el presidente Laurentino Nito Cortizo envió a la Asamblea Nacional.

Pero, ¿cómo nació este grupo?, ¿quiénes lo integran?, ¿cuál es su propósito?

Todo empezó en el gobierno de Martín Torrijos (2004-2009). El 22 de octubre octubre de 2006, los panameños tomaron una de las decisiones más trascendentales para el futuro de la nación: en un referéndum aprobaron ampliar el Canal de Panamá con la construcción de un tercer juego de esclusas. Para entonces, el gran debate era cómo hacer para que los fondos que generaba la vía interocéanica al país llegaran a toda la población.

Meses antes del referéndum, Torrijos había convocado a todos los sectores a un diálogo nacional: partidos políticos, gremios, sindicatos y sociedad civil, entre otros. La idea era aportar y unificar esfuerzos para un amplio acuerdo de concertación nacional y así actualizar los objetivos y metas de desarrollo de Panamá.

El día de la convocatoria, Torrijos pronunció un discurso, en el que destacó que uno de los objetivos de la Concertación era diseñar políticas para reducir la pobreza, mejorar la educación, generar empleos y crear oportunidades.

El mandatario solicitó al Sistema de Naciones Unidas que organizara y facilitara el diálogo. Por aquella época, el coordinador residente de Naciones Unidas en Panamá era José Euguren. También pidió apoyo a Banco Interamericano de Desarrollo, que en ese momento era presidido por Enrique Iglesias. Los dos organismos aceptaron y la maquinaria arrancó.

En su rol de organizador, Naciones Unidas encargó una encuesta [5 y 8 de septiembre de 2006] para consultarle a la ciudadanía cómo consideraba el proceso. El 90% de los encuestados contestó que “importante” o “muy importante”, y también abogó para que el proceso se centrara en erradicar la pobreza, que por aquella época era del 36.8%.

Establecieron la metodología y la Concertación quedó compuesta por 20 sectores, en los que participaban 54 delegados principales y suplentes: trabajadores, empresarios, abogados, economistas, ingenieros y arquitectos, partidos políticos, Gobierno central, Ejecutivo, Legislativo, Judicial, gobiernos locales, representación de las provincias, organizaciones de pequeños y medianos productores, mujeres, organización de promoción de desarrollo social, de promoción de los derechos de la democracia y los derechos humanos, organizaciones de protección y promoción del medio ambiente, grupos indígenas, etnia negra, instituciones de educación superior, Iglesias, clubes cívicos y organizaciones juveniles.

El 12 de febrero de 2007 se celebró el acto inaugural y su primera sesión plenaria.

Después crearon las siguientes mesas de trabajo: bienestar social y equidad, crecimiento económico y competitividad, educación, modernización institucional, salud, y la submesa de justicia, ética y seguridad ciudadana.

La iniciativa tomó cuerpo legal con la Ley 20 de 2008.

En el gobierno de Torrijos, el foro acogió discusiones sobre temas de interés nacional relacionados con la salud, el transporte y la educación. Por ejemplo, la Ley 34 de 2008 sobre responsabilidad social fiscal nació en el seno de la Concertación.

En la gestión de Ricardo Martinelli (2009-2014), el organismo pasó a un segundo plano y casi no se tuvo en cuenta.

En la gestión de Juan Carlos Varela (2014-2019), dio un giro con nuevo propósito: que los acuerdos aprobados en ese consejo y los objetivos de desarrollo fijados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) fueran asumidos por los aspirantes a la Presidencia en las elecciones de 2019. La idea es que los gobiernos se comprometan a cumplir el plan “Panamá 2030”, que incluye los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Panamá, como Estado miembro de la ONU, está obligado a cumplir esos acuerdos.

Ahora, en el gobierno de Cortizo (2019-2024) la Concertación está enfocada en los cambios a la Constitución, tema que, así como la ampliación del Canal, podría definir el futuro de la nación.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL