CRISIS POLÍTICA

La migración que desestabiliza a Latinoamérica

La migración que desestabiliza a Latinoamérica
La migración que desestabiliza a Latinoamérica

Aunque débil por el cansancio y los inconvenientes que causan andar buscando una patria donde establecerse, el caminar de miles de venezolanos por la geografía de América Latina, específicamente de Colombia, Ecuador, Perú y Brasil, está estremeciendo a la región.

+info

Una travesía peligrosa y llena de desesperanzaVenezolanos en Colombia sufren por nueva medida de EcuadorEcuador exige pasaporte a migrantes venezolanos

Las instituciones de esas naciones no se están dando abasto para tratar, en algunos casos, de ayudar a quienes huyen de la crisis política, social y económica que cada día arrecia en la antes próspera Venezuela.

“Entre enero y agosto han ingresado a Ecuador más de un millón de venezolanos, un flujo masivo, inesperado”.


José Valencia
Canciller de Ecuador.

Hasta el momento, a Colombia ha llegado un millón de venezolanos, de los que 820 mil han sido regularizados, mientras que a Ecuador entraron más de un millón, de los que unos 200 mil se quedaron en ese país.

En Brasil, más de 12 mil han arribado a la ciudad fronteriza de Pacaraima, uno de los más pobres de la nación sudamericana, donde el rechazo se vistió de xenofobia.

Esta saga continuó en Perú, donde un exanimador de televisión y exalcalde de Lima dijo que “nos ha entrado un amor [por los venezolanos] que ni tenemos por los negritos del Congo, que se mueren de hambre”.

En contraste, ayer, la oficina de Migraciones en Tumbes, al extremo noroeste del Perú, entregó y selló la tarjeta andina a más de 200 ciudadanos venezolanos para que entraran a su territorio.

Pero, a partir de este sábado, Perú, al igual que Ecuador, exigirá pasaporte para los nativos de Venezuela para su ingreso, lo que pone contra la pared a los cientos de hombres, mujeres y niños que aún están en camino.

La migración que desestabiliza a Latinoamérica
La migración que desestabiliza a Latinoamérica

Esfuerzos

La migración venezolana “requiere un tratamiento multilateral en virtud de que produce un efecto regional”, advirtió ayer el canciller colombiano Carlos Holmes Trujillo.

Agregó que para tratar esta situación su país pedirá una reunión del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos, y que esta semana abordará el tema con el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres.

Del lado ecuatoriano, su canciller, José Valencia, informó esta semana que propuso una cumbre regional en septiembre para acordar mecanismos que ayuden a afrontar la situación migratoria.

A esta cita llamó a Panamá, Argentina, Brasil, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Chile, México, Perú, Paraguay, Uruguay, República Dominicana y Venezuela.

Entre los países de la región existe temor de que las recientes medidas adoptadas por el presidente Nicolás Maduro, entre ellas, la reconversión de la moneda, intensifiquen el flujo migratorio de los venezolanos.

Un dictador ante la CPI

Ayer se informó que Argentina y otros países están en “proceso final” de consultas ante la Corte Penal Internacional (CPI) para que se investiguen las denuncias de crímenes contra la humanidad formuladas en contra del Gobierno venezolano.

En febrero pasado, la CPI puso en marcha investigaciones preliminares por “presuntos crímenes” en Venezuela durante manifestaciones contra Maduro, que dejaron unos 125 muertos en 2017.

(Con información de El Comercio de Lima, El Universo de Quito, AP, AFP, Reuters, El País de España)

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL