ADMINISTRACIÓN

Minsa negociará con IBT contratos de hospitales

Minsa negociará con IBT contratos de hospitales
Tras una inversión de 106.9 millones de dólares, en febrero pasado fue inaugurado el hospital Anita Moreno en la provincia de Los Santos. Archivo

La Dirección General de Contrataciones Públicas (DGCP) aprobó al Ministerio de Salud (Minsa) el pasado 1 de noviembre la contratación directa de la firma de abogados Alfaro, Ferrer & Ramírez para un servicio de consultoría y asesoría legal por un periodo de siete meses y un monto de 200 mil 625 dólares.

La firma de abogados se encargará de las negociaciones que efectuará el Minsa con el consorcio IBT-Health en relación con cuatro contratos para la construcción de centros hospitalarios en Darién, Colón, Chiriquí y Los Santos, obras que datan de hace nueve años.

De los cuatros hospitales adjudicados a IBT, esta solo ha entregado el Anita Moreno en Los Santos, pero su funcionamiento es parcial. El cuarto de urgencias y los quirófanos no están operativos. El resto de las obras están paralizadas por diferencias con el Estado en los cobros. Las fianzas de los contratos se vencieron a mediados de mayo y julio de 2018.

En ese sentido, en documentos publicados por el Minsa en el portal de Panamá Compra sobre la consultoría se detalla que la construcción de los proyectos está paralizadas desde noviembre de 2018 por reclamaciones técnicas, económicas y legales presentadas por IBT -Health.

La ministra de Salud, Rosario Turner, plantea que esta situación está afectado la capacidad de atención de salud a la población y las finanzas públicas, debido a los deterioros que presentan las infraestructuras como consecuencia de su paralización.

Además, en el informe de solicitud para la contratación directa de la firma de abogados Turner resalta la importancia que tiene la reactivación de la construcción de los hospitales de Metetí (Darién), Manuel Amador Guerrero (Colón) Bugaba (Chiriquí), así como la conclusión de los trabajos del Anita Moreno, por lo que se requiere “negociar las reclamaciones presentadas por el contratista mediante la asistencia jurídica de especialistas en negociaciones contractuales”.

Selección de firma

Las autoridades del Minsa afirmaron que por tratarse de un tema complejo, que requiere de un conocimiento especializado, consideraron necesario que una firma de abogados con amplía experiencia en temas de negociaciones contractuales se encargará del proceso legal.

También aseguraron que realizaron una investigación de mercado del servicio solicitado y fueron enfáticos en que no existiera conflicto de intereses, y de las cuatro firmas que presentaron cotizaciones para ofrecer el servicio de consultoría, la firma Alfaro, Ferrer & Ramírez presentó la propuesta más ventajosa, apegándose a lo solicitado por la institución, ya que las horas de trabajo (750 horas) son superiores a las ofrecidas por las otros despachos.

El primer pago, de 64 mil 200 dólares, saldrá del presupuesto del Minsa de este año y el resto ($136 mil 425) del presupuesto de 2020.

Reclamo

La empresa reclama al Estado el pago de adendas por 23.3 millones dólares en concepto de presencia extendida. Sin embargo, la Contraloría General de la República asegura que IBT-Health no ha podido sustentar que la paralización de las obras es responsabilidad del Estado.

Aunque tienen las obras paralizadas, aducen costos asociados a la maquinaria en el sitio, la seguridad o la limpieza del área. Básicamente, responsabilizan al Estado por la paralización de las obras e intentan cargar los costos que se generan.

Informes del Minsa indican que han desembolsado 230 millones de dólares por los cuatro hospitales.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL